A un año de la primera quimioterapia: ¡gracias ‘roja’!

Hace un año empecé la primera de las sesiones que quimioterapia que me prescribieron los oncólogos médicos. Serían seis, según me dijeron entonces, y a mí me parecían ‘muchísimas’; finalmente fueron ocho ciclos, fuertes, muy fuertes, gracias a la resistencia de mi organismo que permitió salir rápido de ellos. Meses después me enteraría de que hay pacientes que tienen otra respuesta, entonces les “fraccionan” el ciclo para que puedan soportarlo, y llegan a tener 16 sesiones o más.
La quimioterapia impacta, es una experiencia que cimbra, pero que también permite que veas cuál es tu fortaleza.
En mi experiencia, la sola mención de la palabra quimioterapia (o quimio, para que suene con cariño) te remonta a una “historia negra”, que puede ser cierta o no, pero que crea más miedo entre quienes deben recibirla. En realidad, la palabra quimioterapia significa que recibes químicos y, en ese sentido, todo medicamento lo sería. Sin embargo, por alguna razón que ignoro el término quedó relacionado sólo a los tratamientos oncológicos y fue asociado al miedo, a un miedo inmenso. En otro momento les compartiré mis experiencias con otras pacientes, a quienes tuve oportunidad de confortar y tranquilizar para que pudieran recibir su tratamiento porque el miedo se los impedía.
Hoy sólo quiero recordar que hace un año empecé el que sería mi tratamiento. Era un momento que deseaba y me generaba cierto nerviosismo asociado a un sentimiento de “estar tarde”. La mastectomía fue el 15 de septiembre y siete semanas después aún no había iniciado la quimioterapia, y yo ya sabía que -según los estándares médicos del tema- lo recomendable y deseable es iniciarlo a más tardar seis semanas después de salir del quirófano.
¿Por qué tardé en empezar el tratamiento? La respuesta resulta compleja, así que haré un resumen y sólo diré que básicamente se debió a que elegí recibirlo en el Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, una institución pública con una muy alta demanda de servicios y un muy buen nivel de atención, aunque no sea el común a todos los pacientes. En mi caso, lo sé, fui muy afortunada por contar con la simpatía y la amabilidad de médicos y enfermeras, pero otros pacientes no lo viven igual y cuentan sus propias historias.
Así que después de semanas de trámites y revisiones médicas, ese miércoles 9 de noviembre por fin estaba en la antesala de la primera quimioterapia. Me acompañaban mi marido y mi mamá. Todos estábamos a la expectativa, a lo que sería una experiencia que nunca antes habíamos vivido. Ellos permanecieron en la antesala, y a mí me pasaron a una habitación inmensa, donde hay varias decenas de sillones estilo reposet.
Yo había elegido estar bien; salir bien de esa experiencia, así que me ubique en un sitio en el que prácticamente estaba sola, en paz. Una de las enfermeras se acercó a mí y bromeó conmigo por llevar una bolsa color roja. Según su opinión, al término de las quimios yo odiaría ese color. En ese momento no entendí por qué… lo supe momentos después cuando vi que me pondrían una de las famosas quimios rojas, como las llaman.
Pero yo sabía la importancia de la actitud en el proceso, así que esa mañana empecé con una especie de ritual que seguí durante todo el tratamiento: elegí darle la bienvenida a la quimioterapia; bendije y agradecí al medicamento que me sanaría y le pedí que fuera lindo con las células buenas. Mis palabras, mis pensamientos, los convertí en decretos y acompañé esa especie de meditación personal con ejercicios de respiración.
Así, la quimio roja entró en contacto con mi sangre y sí, hay mucho más que compartir sobre la experiencia, sobre sus efectos, sobre lo aprendido en esos meses, pero hoy a un año de distancia sólo la bendigo de nuevo por haberme ayudado a curar.

23 pensamientos en “A un año de la primera quimioterapia: ¡gracias ‘roja’!

    • Maricielo:
      Me siento excelente y gracias a Dios, y al amor que me comparten muchos, así estoy.
      Sigo en tratamiento, aunque ya terminé las quimios y las radios, pero como sabes hay que hacer chequeos periódicos: todos han salido muy bien.
      Tu mami, ¿cómo está? ¿cómo se ha sentido?
      Abrazos a ambas.

  1. yo ya llevo 4 rojas pero siguen las blancas es verdad que son menos agresivas gracias y que bueno que hay quienes la salvan por esas personas estamos echandole las ganas

  2. Excelente tu comentario yo tambien ya termine ocho ciclos y comparto en todo Solo debemos agradrcer a Dios que le dio tanta sabiduris al hombre para usar estos lindos quimicos Saludos

    • Aída:
      ¡¡¡Felicidades!!!
      Y muchas gracias por tu amable comentario. Sí tienes razón: debemos agradecer a Dios, a la vida, a la ciencia que avanza, a los médicos humanos, a las personas que amamos, a quienes nos enseñan, a quienes están en nuestro camino.
      Abrazos

  3. Buenas tardes, mi sobrina el día de hoy va a recibir la quimioterapia roja la verdad estamos muy nerviosos ella tiene 7 años y tiene un tumor en el cerebro, me podría explicar para que es realmente la quimioterapia roja y que consecuencias trae….gracias .

    • Querida Silvia:
      Gracias por escribir. Lamento haberme tardado tanto en responder.
      ¿Cómo está la pequeña?
      Y bueno, de las quimioterapias, especialmente la famosa “roja”, sólo te diría algo: los médicos pueden explicarte los detalles químicos/médicos/técnicos… Por lo demás, como pacientes, solo nos queda confiar y echarle ganas; sí es un medicamento fuerte, pero si pensamos positivo podemos salir adelante.
      Abrazos con todo cariño

  4. acabo de pasar por la primera quimio, y tengo mucha confianza y toda mi fe en Dios, te agradezco por compartir tu experiencia, y si, fijate mi color favorito es el rojo y ahora pienso, que que ironia, Bendiciones!!!

    • María Elena:
      ¿Cómo estás? Gracias por escribirme. Disculpa la tardanza en responder, pero me da muchísimo gusto leerte con tan buen ánimo. Confío en que así sigas y me parece que ya estás a punto de terminar. Por favor, cuéntame cómo estás, cómo te sientes.
      Abrazos con todo cariño y bendiciones infinitas. :)

  5. Yo inició la próxima semana la quimioterapia roja, estoy muy asustada ya que me han dicho tantas cosas feas de los efectos secundarios y me pone mal pensar en que voy a perder el cabello.

    • Shary:
      Primero que nada, disculpa por mi tardanza en responder.
      ¿Cómo estás? ¿Cómo te ha ido con el tratamiento? Confío en que estés bien y que ya te hayas dado cuenta de lo importante que es mantenerse optimista, con pensamientos positivos y enfocada en lo importante. Sabes, la pérdida del cabello es una experiencia difícil, pero no horrible… El cabello se va y se lleva “lo malo”, pero regresa y regresa más hermoso que nunca.
      Además, sé que te verás hermosa como sea.
      Por favor, cuéntame cómo estás.
      Abrazos y bendiciones infinitas.

  6. Buenas tardes, quisiera que por favor me digan si las quimio rojas son efectivas para una persona con metástasis en fase IV, quien la padece es mi madre y ya tiene 14 quimioterapias y ahora le harán las quimio rojas. Espero puedan ayudarme.

    Muchas Gracias,

    • Hola Josselyn:
      Gracias por escribir y por la confianza que me demuestras al compartirme tus dudas.
      Por ello, me apena mucho no poder responderte. Sabes, yo no soy médico ni especialista. Soy una periodista que sobrevivió al cáncer de mama y que ha compartido su experiencia por si puede serle de utilidad a alguien.
      Respecto a tu comentario, te diría que los médicos son los profesionales que saben qué es lo que conviene a cada paciente; así que si le prescribieron a tu mami ese tratamiento, seguramente es porque es el mejor.
      Le pido a Dios que todo sea para bien de ella y de ustedes, su familia.
      Abrazos y bendiciones.

  7. Bueno yo les comento que voy por la tercera quimo roja, y cada vez que entro me encomiendo mucho a Dios, solo con el tengo la fortaleza para continuar, cada mañana al levantarme le agradezco por un día mas de vida y declaro que estoy sana,por la sangre bendita de Jesucristo, aunque no lo crean me siento bien , no tengo miedo, quizás lo sentí cuando me entere que tenia cáncer, pero solo me dije ami misma , esta es una prueba de Dios para probar mi fe,yo se que todo pasara , mi cabello se fue cayendo poco a poco , no lo rape lo recorte y no se me ve mal.

    • Diana: ¡Esa es la actitud! ¡Felicidades!
      Sí, el cáncer es una experiencia fuerte, pero también es una experiencia de aprendizaje, en la que reafirmamos nuestra fe y nos reencontramos con nuestra verdadera fortaleza. Y tienes toda la razón: el cabello se te ve bien así, porque tú te aceptas y reconoces hermosa. Sigue así.
      ¿Cómo vas con el tratamiento? Por favor, déjame saberlo.
      Abrazos y bendiciones infinitas.

  8. estoy en tratamiento de quimioterapia termine los ciclos de la blanca y debo continuar con la roja (4) pero me han hablado muy mal de esta y tengo mucho miedo. he querido cancelarlas , pero mi médica dice que debo aplicarme. no se que hacer. que me sugieres?. gracias.

    • Sor María:
      En mi experiencia, lo primero que te diría sería: ¡¡¡fuera miedo!!! El miedo hace que todo se vea peor de lo que parece, así que échale ganas. Ya vas por menos.
      Eso sí, nada de cancelar el tratamiento. Recuerda que todo lo que hagas es por tu vida y eso es lo que verdaderamente importa.
      Por favor, sigue escribiéndome. Cuenta conmigo.
      Abrazos

  9. Yo les cuento que ya me aplicaron las 4 quimio rojas primero, logre pasarlas sin muchos efectos secundarios, el cabello si se cayó todo pero en cuanto a las náuseas y malestar no ha sido tan fatal tomándome eso si la pastilla Emend y Onicit antes de cada sesión. Ahora voy con las 12 quimio blancas y Herceptin y no me ha dado ningún efecto secundario gracias a Dios, ya me han puesto 4 de estas últimas. Después me toca radiación y seguir un año más aplicandome el Herceptin. Luego la terapia hormonal. Esto no ha sido nada fácil pero tengo fe de que todo estará mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>