Un testimonio de lucha, pero sobre todo de amor

Esta semana me conmovió muchísimo conocer el blog de Angelo Merendino sobre el proceso que su esposa, Jennifer, siguió tras enfermar de cáncer de mama.
El fotógrafo estadounidense documentó cada paso del tratamiento de Jennifer y el deterioro físico que le provocó. En hermosas -y desgarradoras- imágenes en blanco y negro dejó el testimonio de su lucha juntos, pero también inmortalizó el amor que los unió desde que se conocieron, ya que él de inmediato supo, sintió que Jennifer era la mujer con la que estaría siempre:

 

“La primera vez que vi a Jennifer lo supe. Supe que ella era la elegida…”, relata en el blog mywifefightwithbreastcancer.com, donde también comparte cómo se comprometieron y casaron en una romántica ceremonia en Central Park.
La historia de amor entre Angelo y Jennifer pronto fue puesta a prueba. Cinco meses después de iniciar su vida juntos, la joven fue diagnosticada con cáncer de mama. Ambos pensaron que juntos saldrían adelante y buscaron vencer al dolor mirándose a los ojos, porque en ellos asomaban sus almas y encontraban la certeza de su amor.
“Jen me enseñó a amar, a escuchar, a dar y creer en los demás y en mí. Nunca he sido tan feliz como lo fui durante ese tiempo”, recuerda Angelo.
Fueron 4 años de dolor crónico y tratamientos severos, de esos que minan el cuerpo y traen ansiedad y miedo a la vida cotidiana, que crean incertidumbre ante un intruso que llegó sin invitación.
Así, Angelo se propuso utilizar la fotografía para darle un rostro al cáncer a través de la imagen de Jennifer, quien murió el 22 de diciembre de 2011, cuando apenas había cumplido 40 años, y al parecer desde enero pasado empezó a plasmar su historia en el blog.
Este testimonio de amor ha dado la vuelta al mundo gracias a las redes sociales y también a los medios, ya que muchos tomaron la historia y la comparten. Así llegó a mí, a través de un amigo. Ver las imágenes y leer los textos me conmovió hasta las lágrimas (sí, sé que esto no resulta tan difícil de lograr porque soy bastante llorona) y o también quise compartilo, aunque no pude hacerlo de inmediato sino hasta hoy, cuando la marea emocional baja.
Por cierto, una gran amiga (Imelda) también posteó esta historia en su Facebook con un mensaje: “Vean esto. Es estremecedor. Encuentra al amor de su vida y, cinco años después, pierde la lucha contra el cáncer…  Y yo, metiche como siempre, respondí al comentario: “Mmmmm … esa lucha no es de perder o ganar; quien la enfrenta, sea cual sea el resultado, es un campeón (campeona)”… y para mí eso es verdad: Jennifer es una campeona. Se fue llena de amor, feliz de haber inspirado este gran amor, y su esposo puede vivir tranquilo, en paz, sabiendo que la amó con todo su ser.

Aquí está sólo un par de las imágenes, pero si quieren verlas todas y conocer más sobre esta historia de amor busquen el blog. Vale la pena.

En México aumentan 28% los casos de cáncer de mama

La noticia no es linda ni siquiera alentadora. Detrás de este resultado se esconden muchos factores. A vez, quizá, la falta de claridad en las campañas de información sobre la enfermedad que todavía hablan de prevención cuando ello no es real; o tal vez la falta de compromiso de cada mujer consigo misma, para abrazar la autoexploración como un hábito mensual indispensable o el dejar miedos atrás y acudir cada año -o cuando sea necesario- a consultar a un oncólogo especializado en cáncer de mama.
Razones puede haber muchas. Lo cierto es que en los últimos 13 años los casas de cáncer de mama en México registran un aumento de 28 por ciento, según informó Jaime de la Garza, investigador clínico del Instituto Nacional de Cancerología (INCan).
De acuerdo con sus cifras, presentadas en una conferencia de prensa, en el año 2000 se registraron 3,955 muertes por cáncer de mama; en 2006, 4,461, y en 2012, 5, 217, lo cual ha convertido a este padecimiento en la primera causa de muerte en mexicanas mayores de 25 años.
Y entonces, yo pregunto, ¿dónde queda la efectividad de las campañas informativas? ¿de las campañas que invitan a ¡Tocar!? ¿de las colectas a través de la compra de productos rosa? Los mensajes se conocen, pero ¿por qué no estamos aplicando las recomendaciones?
Para De la Garza, uno de los mayores problemas es que 68 por ciento de los casos se detecta en mujeres de 50 años o mayores, lo cual significa que el cáncer está en etapa avanzada o metastásica, y las soluciones clínicas son escasas, sino es que nulas.
En México mueren al día 10 mujeres con cáncer de mama en fase metastásica, es decir, que ha invadido otras partes del cuerpo.
De acuerdo con el ex director del INCan, en las mujeres mexicanas, este cáncer se presenta 10 años (entre los 35 y 40) antes que en mujeres de otras partes del mundo, lo que significa que al momento de detectarse ha tenido un desarrollo de por los menos una década.
Al respecto, el también hematólogo indicó que para que un tumor alcance un centímetro de diámetro, medida en la que se le puede detectar con una autoexploración mamaria, han pasado 10 años de formación de células malignas en el organismo.
Sobre esta diferencia con respecto a las mujeres de otros países, sobre todo desarrollados, el investigador explicó que las mexicanas tenemos la primera menstruación a una edad temprana, entre los 10 y 12 años, y alcanzamos la menopausia hasta los 50 años, lo cual provoca un período muy prolongado de secreción de hormonas (estrógenos), que, algunos investigadores han propuesto como detonantes del cáncer de mama.
Por tal motivo, De la Garza recomendó acudir al médico en caso de detectar alguna malformación en las mamas por más pequeña que sea, pues es un padecimiento silencioso que cuando hace su aparición queda muy poco tiempo para solucionarlo.
También recalcó la importancia de que todas las mujeres de 40 años y mayores se realicen una vez al año una mastografía, pues en países como Estados Unidos, 95 por ciento de los casos detectados en etapa temprana se curan.

Cada día más jóvenes en EU generan cáncer de mama

La información, sin duda, mueve a la reflexión. ¡Ojalá también lo hiciera a la acción! Lo cierto es que en Estados Unidos el cáncer de mama metastásico en mujeres de 25 a 39 años ha aumentado en los últimos 30 años, según un estudio publicado esta semana en el Journal of the American Medical Association.
Según la investigación, que fue divulgada por la agencia AFP, los casos pasaron de 1.53 por 100,000 habitantes en 1976 a 2.90 en 2009; lo que representa un incremento promedio ponderado de 2.07 por ciento en ese lapso.
Aunque es un aumento relativamente pequeño, “la tendencia no muestra evidencia de disminución y puede indicar un incremento de la importancia epidemiológica y clínica”, escribieron los autores del estudio, dirigido por Rebecca Johnson, del Hospital Infantil de Seattle y la Universidad de Washington.
Las estadísticas utilizadas para el estudio provienen de los registros de tres institutos nacionales de vigilancia, epidemiología y resultados finales de cáncer.
“La trayectoria de la tendencia de la incidencia predice que un número cada vez mayor de mujeres jóvenes en Estados Unidos presentarán cáncer de mama metastásico en un grupo de edad que ya tiene el peor pronóstico, rutinas de detección no recomendadas, un seguro mínimo de salud, y la mayor cantidad de años potenciales de vida”, según los autores.
Los investigadores encontraron que el mayor repunte se produjo entre las mujeres de entre 25 y 34 años, con incrementos cada vez más pequeños en las mujeres mayores, medidos en intervalos de cinco años. “No hubo aumento estadísticamente significativo de la incidencia en mujeres mayores de 55 años”, escribieron.
Para las mujeres de entre 25 y 39 años, los aumentos fueron “estadísticamente significativos” en mujeres negras y blancas no hispanas desde 1992, cuando los datos de raza y el origen étnico empezó a estar disponible en los datos utilizados.
“Cualquiera que sean las causas -y es probable que haya más de una- la evidencia observada del aumento de la incidencia de cáncer de mama avanzado en mujeres jóvenes exigen corroboración y puede ser mejor confirmada con los datos de otros países”, señalaron los autores.

Mi opinión
Como bien dicen lo más seguro es que sean varias las causas del mayor número de mujeres con el padecimiento y sí, cada vez más jóvenes. Sin embargo, el tema no es exclusivo de Estados Unidos. Lo mismo ocurre en otras naciones.
Así que es momento de actuar, de cambiar patrones de nutrición, de regresar a los básicos en la alimentación, procurando disminuir el consumo de proteína animal y, en la medida de lo posible, adquirir alimentos orgánicos. Siento que con ello estaríamos dando un gran paso que se sumará al ejercicio diario, a la autoexploración mensual y a la visita periódica a un oncólogo experto en mama para disminuir la incidencia o, al menos, lograr una detección más temprana.
¿Cómo ves? ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Una clínica móvil ‘rompe’ con creencias culturales

Esta noticia es positiva y resulta un balance: así como de pronto tenemos informaciones que causan horror, también hay otras que dan gusto, como esta de la Ribera Occidental del Jordán, donde -aun en medio de la ofensiva militar entre israelíes y palestinos- médicos crearon una clínica móvil para atender a las mujeres y, en su caso, lograr diagnósticos tempranos de cáncer de mama.
Sí, sé que en México y en otros países de América Latina hay vehículos que se trasladan entre comunidades apartadas para ofrecer consultas y mastografías, pero esta es una unidad única en su clase: fue equipada por el hospital Augusta Victoria de Jerusalén oriental para funcionar estacionada en zonas aisladas durante meses y es operada solo por mujeres: una médica, una enfermera y una técnica en mastografías.
Y debemos recordar que el área en la que se ubica, además de desértica, enfrenta bombardeos constantes y el conservadurismo extremo del Islam que, más frecuentemente de lo deseable, impide a las mujeres acudir libremente al médico. Aun así, esta clínica móvil ofrece un promedio de 35 consultas al día.
“Al principio, las mujeres tienen miedo, pero luego se sienten cómodas y prometen volver”, explica Issa, una enfermera, mientras examinaba los resultados de una paciente. “Necesitamos una atención de mejor calidad aquí. Necesitamos una mayor toma de conciencia, y este programa mejora la conciencia”.
En 2010, investigadores de la israelí Universidad de Haifa encuestaron a 400 mujeres de entre 30 y 65 años en la Ribera Occidental del Jordán, para conocer la frecuencia con la que se realizaban exámenes y mastografías, así como el nivel general de los servicios ofrecidos por la Autoridad Nacional Palestina (ANP). El estudio concluyó que más de 70 % de las palestinas nunca se habían sometido a una mastografía o a exámenes clínicos. Los principales obstáculos que afrontaban estaban relacionados con sus propias creencias religiosas, su educación, sus niveles de ingresos o el lugar donde habitaban (la ciudad o el campo). “Se deben crear programas educativos para mejorar el entendimiento sobre la importancia de la detección temprana y del conocimiento de pautas (para afrontar la enfermedad), así como crear conciencia y reducir las barreras culturales y sociales”, recomendó el informe.
Según la investigación, hay cuatro centros permanentes para mastografías en Cisjordania. Los estudios son gratis para aquellas palestinas que cuentan con seguro médico, y el costo es de entre cinco y 30 dólares para las que no tienen uno, y que representan alrededor de 20 % de la población, según la agencia IPS.

Un cirujano británico diagnostica falso cáncer y mutila a cientos

Parece la trama de una película de terror, pero no; es una historia de la vida real. Ian Paterson, un cirujano británico descrito como carismático y encantador, está acusado de haber diagnosticado con cáncer de mama a cientos de mujeres y realizarles una mastectomía sin requerirla, porque no había enfermedad; se trataba de un diagnóstico falso.
El cirujano al menos hizo 450 mastectomías radicales a mujeres sanas; además de que practicó otras 700 parciales, conocidas como ‘mastectomías conservadoras de escisión’, que se trata de un procedimiento inventado por el propio Paterson que solo deja el tejido mamario alrededor de la zona central del pecho para evitar -según él- que el exceso aumente las posibilidades de reincidencia de la enfermedad. Sin embargo, la técnica no ha sido probada y validada adecuadamente.
La historia, escrita por Jane Feinmann para The Mail online, tiene a cientos de personas en Gran Bretaña perplejas e indignadas, quienes también se preguntan por qué dejaron pasar tanto tiempo para detener a Paterson.
Feinmann investigó a partir del caso de Carole Johnson, quien meses después de una mastectomía descubrió que nunca había padecido cáncer. Ella dijo ser una de las cientos de mujeres sanas a las que Paterson llevó al quirófano sin ser necesario.
“Mi familia está aterrorizada y dejó mis pechos cubiertos de cicatrices; me tomó semanas, a veces meses, antes de que estuviera lo suficientemente bien como para volver a trabajar”, dijo Johnson.
Según el diario, desde 2003 la NHS Foundation Trust de Inglaterra estaba consciente de los problemas asociados con el procedimiento de mastectomía aplicado por Paterson; los reportes de nuevos casos fueron más insistentes a partir del 2007. Sin embargo, el cirujano siguió en su práctica hasta julio de 2011. Hoy, Paterson enfrenta a una investigación disciplinaria, así como otra en materia criminal, gracias a las denuncias y testimonios de las personas afectadas.

La petición recurrente… y vital: ¡mujer, autoexplórate!

Ella es Martha y es una sobreviviente de cáncer de mama, que relata su experiencia en un video trasmitido por OnceTV.
Las palabras de Martha resultan conmovedoras. El cáncer de mama que generó hizo metástasis y prácticamente la invadió: los tumores aparecieron en diversas partes de su organismo. Sin embargo, ella mantuvo el ánimo y ha seguido adelante.
El mensaje que nos comparte es muy importante: la autoexploración es una responsabilidad personal que debemos cumplir. Se trata de la salud y hoy, por fortuna, el cáncer es curable, sobre todo, cuando se detecta a tiempo.

Este es el video de la historia de Martha. ¿Qué te parece?

Un delicioso milhojas de 1.2 kms gana el ‘Récord Guinness’

Las imágenes están recorriendo y sorprendiendo al mundo: no todos los días es posible ver metros y metros de pasta hojaldrada, chocolate y un delicado glaseado rosa. Pero pasteleros y ciudadanos de Suiza se dieron a la tarea de cocinar el pastel milhojas más largo del mundo y crearon un postre de 1.2 kilómetros, que pudo ser dividido en 30,000 porciones.
Tan deliciosa ocurrencia fue idea de la sociedad de pastelería Gilles Deslanches para celebrar sus 25 años y tuvo un fin benéfico: apoyar a la Red de Lucha contra el Cáncer de Mama y a una asociación que trabaja por la mejor de la relación entre médico y paciente, según reportó la agencia EFE en un despacho que está siendo reproducido por medios de todo el mundo.
Unas 200 personas, entre ellas 25 reposteros profesionales, ocuparon tres horas y media para elaborar el inmenso postre, que logró la certificación del libro de Récord Guinness. La juez dio testimonio de las dimensiones del pastel que fue colocado en una especie de laberinto en un recinto ferial de Ginebra:

  • 4,207 kilos de peso para los que se emplearon:
    • 864 kilogramos de nata
    • 576 litros de leche
    • 600 kilos de harina
    • 432 kilos de mantequilla
    • 360 kilos de chocolate.

El anterior récord del milhojas más grande del mundo estaba en manos de pasteleros de Bélgica, que hace 20 años confeccionaron uno de 1.03 kilómetros de longitud.
Este no es el primer Récord Guinness relacionado con el cáncer de mama. Grupos entusiastas alrededor del mundo se las han ingeniado para llamar la atención acerca de la enfermedad de muy diversas y creativas maneras. Hace unas semanas, en Nuevo León, México, 5,653 personas participaron en la creación del lazo humano rosa más grande.

Alistan perfil genómico de pacientes de toda América

Conocer los avances del proyecto de identificación del perfil genómico de las pacientes con cáncer de mama de toda América será la razón por la que esta semana se reunirán en Buenos Aires, Argentina, más de 250 investigadores de la región.
Según un reporte de la agencia Xinhua, reproducido por diversos medios de comunicación de Latinoamérica, el encuentro es organizado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina y el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, y corresponde a la reunión anual de la Red de Investigación en Cáncer Estados Unidos- Latinoamérica (US-LA CRN, por sus siglas en inglés).
La reunión ocurre casi a dos meses de distancia de que un equipo de científicos del programa Atlas del Genoma del Cáncer en la Universidad de Carolina del Norte difundieran información de cómo ‘mapearon’ de manera genética 800 tumores de mama y los clasificaron en cuatro subtipos. Durante la reunión, que se llevará a cabo del 14 al 16 de noviembre, se expondrán por primera vez los resultados obtenidos con los primeros 150 pacientes con cáncer de mama.
La red, que incluye cerca de 30 hospitales y centros de investigación de cinco países, involucra a más de 250 profesionales entre biólogos moleculares, bioinformáticos, oncólogos clínicos, patólogos, cirujanos, epidemiólogos, asistentes sociales, psicólogos, técnicos de laboratorio y enfermeras, según un comunicado del ministerio argentino
En Argentina participan tres hospitales públicos que reclutan a los pacientes, obtienen y almacenan las muestras en sus biobancos (el Instituto Angel Roffo, el hospital Marie Curie y el hospital Eva Perón de San Martín), la Universidad Católica de Córdoba que realiza el análisis bioinformático y la Fundación Instituto Leloir que efectúa los estudios en su plataforma de genómica.
El objetivo es reclutar a 3,000 pacientes con cáncer de mama de toda Latinoamérica, para darles tratamiento convencional con el objetivo de analizar el perfil de sus tumores y tratar de encontrar una matriz de genes que permita mejorar el pronóstico y predicción de respuesta al tratamiento, indicó el ministro Lino Barañao en el comunicado.
Desde 2011 se han reclutado cerca de 500 pacientes, 150 de las cuales corresponden a la Argentina. “Este estudio es el primero en medicina traslacional/personalizada que se realiza en Latinoamérica en red”, destacó el Ministerio de Ciencia y Tecnología argentino.

Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema.

Roche lanza nuevo medicamento para el cáncer de mama

La empresa farmacéutica Roche lanzará en México dos nuevos medicamentos (para el cáncer de mama y cáncer de piel vaso celular) antes de marzo del 2013, que podrán comercializarse en el corto plazo en otros países de Centroamérica, por los convenios que ha establecido el gobierno federal.

“Ya tenemos la autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Con ellos hemos trabajado de la mano y hemos visto que han hecho más expeditos los trámites para que los productos innovadores lleguen pronto a los pacientes”, dijo el  director de innovación de la firma, Jorge Tanaka, citado por el diario El Economista.

Roche destina anualmente poco más de 8,000 millones de dólares a investigación de nuevos fármacos y México es un mercado que le resulta relevante por su enfoque en tratamientos oncológicos, diabetes o asma.
Para la firma, el hecho de que la Cofepris tenga el reconocimiento de la Organización Panamericana de la Salud como referencia regulatoria en Latinoamérica, en materia de registros de medicina y vacuna aprobados en México, permite llevar más rápido los nuevos fármacos a otros países. La semana pasada, esta comisión anunció que los primeros países beneficiados por esta situación son El Salvador y Ecuador.
El directivo de Roche participó el jueves en la octava entrega del Premio de Investigación Médica Jorge Rosenkranz “que busca fomentar e impulsar la investigación científica en México en el campo de la medicina y contribuir con la formación de nuevas generaciones de científicos mexicanos”.

Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema.

5,653 personas acuden a formar un inmenso lazo humano

 

La meta era reunir al menos a 6,900 personas para crear el lazo rosa humano más grande del mundo. Se trataba de romper el Récord Guinness de 6,847 personas impuesto en India en abril de 2012, en el marco de una campaña contra el VIH. El número no se reunió en San Nicolás de los Garza, uno de los municipios aledaños a Monterrey, pero aún así se anunció que habían conseguido la marca nacional, antes en poder de Chihuahua. 
Este fue el resultado de la convocatoria de la Universidad Autónoma de Nuevo León y de cinco organizaciones no gubernamentales dedicadas a crear conciencia sobre el cáncer de mama: Cim*ab, Cruz Rosa, Supera, Desafío del Noreste y Unidas Contigo, que unieron esfuerzos para invitar a la sociedad a reunirse en el Estadio Gaspar Mass la tarde de este lunes.
Unas 5,653 personas, según el registro, atendieron la solicitud y mostraron su entusiasmo al llenar parte de las instalaciones del estadio, vistiendo jeans y playera blanca, además de un casco en color rosa. El notario Emilio Cárdenas dio fe de la asistencia de 5,653 personas, según la página de la UANL. Los participantes atendieron la solicitud de los organizadores para formar sobre la cancha del estadio el lazo monumental que superó al resultado de Chihuahua, de 4,800 personas, el pasado 9 de mayo.
Raúl Colosio Franco, director de actividades estudiantiles de la UANL, comentó que con esta actividad iniciaban una campaña permanente en solidaridad con las familias que tienen dentro de su núcleo a alguien con cáncer de mama.
“De esta manera queremos llamar la atención y decirle a todo el mundo que dentro de nuestra universidad, de Nuevo León y del país estamos cambiando las cosas, la manera de enfrentar el tema de cáncer de mama”, expresó en entrevista con medios locales.