¿Buscas dónde hacerte una mastografía?

¡Hola!

30d1e853-5f82-496e-de40-4cd168449c8bUna de las preguntas más recurrentes que me hacen es sobre a dónde acudir para hacerse una mastografía. Entiendo que quienes tienen acceso a servicios de medicina privada no tienen dudas al respecto, al menos eso espero. Lo mismo podría pensar de quienes cuentan con un servicio de salud pública y que, pese a la alta demanda, pueden tener acceso al estudio.
Sin embargo, algunas mujeres que viven en Querétaro y el Estado de México tienen dudas o se preocupan por no poder acudir a una de las UNEME DEDICAM, que son las siglas que el sector público usa para definir a la Unidad de Especialidades Médicas Dedicada a la Detección y Diagnóstico del Cáncer de Mama. Quizá la alta demanda que tienen, no les permiten atender a todas las mujeres que quieren acudir a hacerse el estudio.
Por ello busqué alguna opción que pudiera ser útil a la mayoría y encontré Salud Digna, que es una institución sin fines de lucro que realiza distintos estudios clínicos y de imagen, como las mastografías. Tiene sucursales en varios estados del país, y aquí les dejo la dirección de su página en internet por si desean consultarla y saber dónde están sus unidades y los servicios que ofrece a muy bajo costo: http://salud-digna.org/ . Eso sí, recuerda que para hacerte el estudio debes tener en cuenta algunos factores, como ir bañada, pero sin usar cremas ni lociones; así que al hacer tu cita, pregunta cuáles son los requisitos.

Y ahora, en octubre, vi que tienen una promoción atractiva y útil: mastografías en 180 pesos. ¿Es bueno, no crees? Así que ya estás en el rango de edad para hacerte el estudio o tu médico así lo indicó, aquí tienes una alternativa más.

Abrazos.

‘Luchan por la vida’ con una sonrisa

Luchamos por la vida es una organización que actúa en España, pero que nos involucra a much@s en todo el mundo. Su inspiradora y fundadora fue Almudena Ruiz Pellón, una joven a quien en 2005 y cuando sólo tenía 29 años se le detectó cáncer de mama. En 2011 y tras alcanzar la cima de Peña Vieja, la cumbre más alta de Cantabria, Almudena emprendió su viaje de regreso a la casa del Padre, pero su misión continúa.
Como ellos mismos se autodescriben: “Somos un grito de esperanza que Almudena Ruiz inculcó a miles de personas. Luchamos por la Vida porque queremos vivir y gozar de buena salud para ser felices”.
Y así, sus dirigentes y miembros están por celebrar este sábado en Los Corrales de Buelna, Cantabria, su quinta marcha solidaria con la que conmemoran otro año más de apoyar y recordar que su esencia es la lucha contra el cáncer con una sonrisa. Para demostrarlo, nos comparten este video:

Para @LuchamosxlaVida mi reconocimiento y mi gratitud por todo cuanto realizan. ¡Son unos campeones!

De regreso

Han pasado algunas semanas desde la última vez que compartí algo en este blog. Diversos son los motivos que me alejaron temporalmente de esta actividad. Por fortuna, ninguno que pueda ser considerado como “grave” o “delicado”. Tal vez sólo necesité un poco de espacio para asimilar los cambios en mi vida.
Desde finales de 2011 mi vida se transformó con la cirugía a la que me sometí (donde descubrieron muy a tiempo que había cáncer de mama). Físicamente fue el mayor de los cambios que he vivido desde entonces, pero no ha sido el único.
También a finales de 2011, cuando prácticamente iniciaba los ciclos de quimioterapia, mi vida familiar se alteró y desde entonces he aprendido a estar conmigo y con mis dos hijos adolescentes, creando una nueva relación de amor, de complicidad, de apoyo, de la que aprendo y me fortalece cada día.
Todo 2012 estuve en tratamientos de quimioterapia y radioterapia, y salí muy bien librada. La experiencia fue fuerte, pero también lo son las recompensas que me regaló: aprendí a valorar la salud que tengo y, sobre todo, aprendí a valorarme, a reconocerme y a estar en armonía conmigo y con los demás.
En esa etapa me di cuenta de mi fortaleza y del poder que tengo, lo que -por fortuna- no es exclusivo para mí. Tod@s los seres humanos tenemos un gran poder interior y sólo depende de cada un@ elegir usarlo o el para qué y cómo emplearlo. En mi caso, elegí usarlo para sanar y sanarme; para estar en paz y ver la vida con otros ojos, agradeciendo cada minuto como una posibilidad de creación.
Si alguien lo ha olvidado o si no lo sabía, soy una mujer que trabaja y me siento muy orgullosa de mí porque durante todo el proceso para recuperar mi salud nunca, ningún día, dejé de laborar. Agradezco que en esa época, la empresa en la que prestaba mis servicios me permitió trabajar a distancia, hacer el famoso home office acorde a mi actividad profesional, y estoy convencida de que esto fue fundamental en mi recuperación.
Sin embargo, al iniciar 2013 y ya plenamente recuperada -aun cuando sigo un tratamiento que incluye cinco años de medicamento diario, estudios periódicos y visitas programadas con los oncólogos-, nuevamente llegó un cambio a mi vida: me despidieron de mi trabajo. Las razones que argumentó mi jefe fueron de tipo financiero: el grupo editorial en el que laboraba estaba en crisis y optó por un recorte de personal y yo fui de las elegidas…
De alguna manera sé que todo lo vivido me ha permitido aceptar las cosas en amor, entendiendo que todo pasa para algo en mi vida y que cuando una puerta se cierra, otras se abrirán y serán lo que requiero en eso momento.
Así, dediqué el mes de enero para descansar, para consentirme y prepararme para empezar una nueva época. En febrero inicié algunas actividades laborales, todas de las llamadas freelance, y hoy me siento preparada para seguir adelante en salud, en amor, en armonía y confiando en que puedo crear la vida que merecemos mis hijos y yo.
Agradezco a tod@s l@s que en estas semanas me preguntaron por el blog y su futuro, y a quienes aguardaron con paciencia. Hoy estoy de regreso y seguiré buscando contenidos oportunos, de calidad, que puedan servir de guía a mujeres y hombres o que al menos les recuerden que el cáncer de mama es curable si se detecta a tiempo, en sus fases iniciales, y para ello la autoexploración mensual es fundamental.
Abrazos de corazón a corazón.

Avon entrega becas de investigación por un millón de euros

Conforme lo anunció, Avon Cosmetics otorgó este martes en Madrid, España, sus primeras becas para la lucha contra el cáncer de mama, por valor de un millón de euros.

¿Quiénes fueron los premiados?

  1. Gema Moreno Bueno, investigadora jefe de la Fundación MD Anderson Internacional, por su proyecto ‘Gasderminlike. Marcador Predictivo de respuesta Terapéutica en Cáncer de mama’, con una cuantía de 285,333 euros (unos 4 millones 739,381 pesos).
    Moreno explicó que “su proyecto estudiará los mecanismos moleculares para tratar de identificarlos y desarrollar nuevos métodos diagnósticos para avanzar hacia una medicina personalizada de cada paciente con cáncer de mama”.
  2. Laura García Estévez, coordinadora de la Unidad de Mama del Centro Integral Oncológico Clara Campal, por su proyecto ‘Breast-Ipad’ ,con una cifra de 120,000 euros un millón 993,200 pesos).
    Estévez explicó que para “aprovechar las nuevas tecnologías creará una aplicación para las tabletas electrónicas y ayudar a las mujeres con cáncer de mama respondiendo sus dudas, escuchando sus problemas durante todo el proceso, es decir, desde que son diagnosticadas hasta que son dadas de alta. Además, esta aplicación contará con la participación de expacientes.”
  3. Joaquín Arribas, director del programa de investigación preclínica del Instituto de Investigación Vall d´Hebron (Vhio), fue otro de los galardonados con 285,333 euros (4 millones 565,267 pesos), por su proyecto ‘Tratamiento de hiperactivación de HER2en Cáncer de Mama’.
    Arribas expuso que “ trabajará la investigación de los diferentes tipos de cáncer de mama, ya que desgraciadamente es una enfermedad heterogénea, para poder tratar a los pacientes de una manera personalizada. Es decir, subestratificará los tumores y adecuará terapias para cada tipo de tumor y paciente”.
  4. Isabel Mariscal, directora del Máster Oficial de Ciencias de la Enfermería de la Universidad de Huelva, por el proyecto ‘Autocuidados y salud en mujeres afectadas por el cáncer de mama’.
    Mariscal, a quien se le otorgó la cantidad de 24,001 euros (398,657 pesos) destacó que “este proyecto está enfocado a mejorar las competencias en los autocuidados de las personas con cáncer de mama para mejorar su tasa de curación”.
  5. Antonio Postigo, médico del Hospital Clinic de Barcelona, fue premiado con 285.333 euros (4 millones 565,267 pesos), por su proyecto ‘Identificación de perfiles de expresión génica regulados por la vía micro RNA/ZEB1-ZBE2 y su papel en la capacidad invasiva y metastásica de tumores de mama y la respuesta al tratamiento’.
    Postigo dijo que su proyecto es de investigación básica y consiste en estudiar las células ZEB1 Y ZBE2 en su capacidad metastásica y su respuesta al tratamiento”.

El presidente de Avon en España, Francia y Alemania, Gennaro Formisano, resaltó que el factor financiamiento es muy importante para disminuir el número de muertes anuales a causa de la enfermedad. “Sin financiamiento no hay investigación y sin investigación no hay cura”.
Recordó que la Fundación Avon contra el Cáncer de Mama lleva 20 años recaudando fondos y promoviendo la sensibilización y cura de este tipo de cáncer. Además, de que tiene la intención de seguir promoviendo este tipo de becas de investigación.

ASBIS logra reunir a miles de participantes entusiastas

Alrededor de 5,000 se reunieron el pasado domingo en el municipio de Nezahualcóyotl con un propósito: deseaban formar un inmenso lazo rosa humano y romper el Récord Guiness a convocatoria de la Asociación de Salud y Bienestar Social de la mujer y su familia (ASBIS). 
La cita fue en el Deportivo Bicentenario Ciudad Jardín y, aunque hubo gran entusiasmo, no fue posible acercarse a la meta del Guiness, que requería la reunión de al menos 6,900 personas para establecer un nuevo récord relacionado con el cáncer de mama.
“Eso no era lo importante, sino conjuntar un grupo de gente para hacer conciencia de que tenemos que hacer algo contra el cáncer de mama”, dijo Verónica Rocha Rodríguez, directora general de ASBIS, asociación que realiza una importante labor en pro de las comunidades mazahuas del Estado de México.
Los participantes acudieron de Neza, Chimalhuacán, Ecatepec, San José del Rincón, Chalco, Toluca y el Distrito Federal.
Además, ese mismo día realizaron una carrera de 5 kilómetros y una clase masiva de zumba; en ambas actividades fue evidente el entusiasmo de los participantes.

El apoyo llega ‘sobre ruedas’ para la detección oportuna

La empresa General Motors de México anunció la donación de tres unidades Chevrolet Sparks rosas para la Fundación Cim*ab, que servirán para recaudar fondos y continuar impulsando la detección oportuna del cáncer de mama.
Dos de los Spark donados se utilizarán en la premiación de la Carrera Huellas 2013, que organiza cim*ab, y el otro para la realización de una subasta. Lo recaudado en ambas actividades se destinará al fondo de recursos para Jornadas Comunitarias de Conversación y Acción Sobre Cáncer de Mama o bien apoyar el programa de colaboración con instituciones de salud pública para beneficiar con equipamiento médico al Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán para la oportuna atención de pacientes con cáncer de mama.
“Desde al año pasado General Motors de México decidió hacer frente a esta enfermedad a través de una alianza que nos ha dado grandes satisfacciones y nos ha permitido darle más kilómetros a la vida”, dijo Ernesto M. Hernández, presidente y director general de General Motors de México.
Tanto cim*ab como la empresa automotriz dieron a conocer algunos de los resultados de la alianza que inició en 2011 con la donación de cinco unidades Chevrolet Spark, dos de las cuales fueron subastadas, dos más fueron premios en la carrera Huellas 2012 y una más que sirve para las actividades de la Fundación.
Con los fondos obtenidos se realizaron actividades como un programa para la concientización y detección oportuna del cáncer de mama en comunidades marginadas del estado de Hidalgo en mujeres mayores de 40 años y un proyecto comunitario de salud mamaria implementado en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México.
Además, con la ayuda de cim*ab y sus voluntarias, Chevrolet llegó con pláticas de detección oportuna a más de 2,500 mujeres entre empleadas de los distintos complejos y la Red de Distribuidores de General Motors, que se sumaron este año a la causa para crear conciencia sobre el cáncer de mama.

Pink Power, una actitud bella para enfrentar la enfermedad

¿Un ejército rosa? ¿Un conjunto de amazonas?
La primera vez que vi las imágenes del concepto Pink Power fue lo que vino a mi mente y no estaba tan errada. Se trata de mujeres, de guerreras, luciendo su belleza en gran actitud para llamar la atención hacia la concientización del cáncer de mama.
Quienes viven en Hermosillo, Sonora, o pueden desplazarse hacia esa ciudad este 3 y 4 de noviembre, podrán participar en las sesiones del Pink Power, convocadas por la Asociación Apóyate en Mí.

¿En qué consiste este concepto?
El fotógrafo mazatleco Martín Gavica retrata a mujeres, sólo a mujeres, de todas las edades, quienes son amigas, familiares, sobrevivientes o pacientes de cáncer de mama. Se trata de una sesión concertada mediante una cita y con una aportación de 500 pesos; si en la foto quiere salir más de una persona, el costo adicional por amiga es de 250 pesos. Quienes actualmente estén en tratamiento oncólogico no harán ninguna aportación económica; su sesión es gratuita si la agendan con Sonia Hernández, de Apóyate en Mí.
Quienes decidan acudir deben seguir las siguientes instrucciones con el propósito de mantener la identidad del concepto: usar blusa strapless y asistir sin aretes. Como la imagen será utilizada en un álbum nacional, se recomienda utilizar un maquillaje profesional (para salir más guapas). 
Además, se les entregará un archivo digital en alta resolución de su imagen para que puedan imprimirla.

¿Qué es Apóyate en mí?
Es una asociación civil (no política ni religiosa) sin fines de lucro que tiene como primordial objetivo el ser un verdadero apoyo humanitario tanto a pacientes, familiares y sobrevivientes de cáncer, ya que a lo largo de sus particulares experiencias con esa enfermedad se han topado con un sinfín de retos y dificultades que ningún médico, libro o tratamiento les habían advertido, según comentan en su página de Facebook.
La orientación y soporte que brindan proviene de un grupo multidisciplinario de voluntarios, profesionales del desarrollo humano y sobrevivientes de cáncer, que ofrecen una perspectiva vivencial basada en las últimas técnicas psicológicas y de desarrollo humano, así como las propias experiencias enfrentando el cáncer.
Tel: 01662 119 3990
http://www.apoyateenmi.org.mx

Un modelo de organización contra el cáncer de mama

Me gusta creer que todas las fundaciones, organizaciones y grupos que surgen tienen la honesta intención de apoyar la concientización del cáncer de mama… y lo hacen.
Un ejemplo que hace que, como decimos en México, “me quite el sombrero” ante sus logros es la fundación Susan G. Komen for the Cure, establecida en 1982 por Nancy Brinker para honrar la memoria de su hermana Susan, quien murió de cáncer de mama a los 36 años de edad. 
En su última declaración financiera, esa organización se atribuyó el éxito por haber reducido en Estados Unidos en un 33% la mortalidad de las pacientes con cáncer de mama en el lapso comprendido entre 1991 y  2012. ¿Cómo lo lograron sus directivos y miles de voluntarios? Optimizando los más de 740 millones de dólares que han recaudado, principalmente a través de las célebres carreras (alrededor de 100 cada año) que organizan en todo el territorio estadounidense con 1.5 millones de participantes.
Sus finanzas son claras: 75% de lo recaudado permanece en las comunidades que lo generaron para apoyar proyectos locales, y el 25% se destina a la investigación a través del Programa de Subvenciones de la Fundación Komen (The Komen Foundation Award and Research Grant Program), que desde su creación en 1982 ha otorgado 850 becas, que suman un total de 112 millones para proyectos de investigación del cáncer de seno.
De esos recursos, al menos 79 millones de dólares se destinaron a investigar entre 2006 y 2012 el cáncer de mama metastásico, que es el de pronóstico menos favorable de cura.
Evidentemente, la Fundación Susan G. Komen goza de credibilidad y respetabilidad entre la sociedad estadounidense y es, al menos para mí, un modelo a seguir por sus resultados que la colocan en el extremo de lo que ha sido llamado Pinkwashing. Pero también operan otras organizaciones, menos grandes (por decirlo de alguna manera), aunque igualmente efectivas.
En semanas pasadas compartí un texto sobre la carrera de 5k de la fundación Gloria Gemma, en Providence, Rhode Island. Desde el primer vistazo a su página me sorprendió el banner que tienen con la meta establecida para este año: 200,000 dólares y los avances que llevan en constante actualización. Hasta la noche del jueves la recaudación sumaba 115,587 dólares. Así de precisos son para contar cada uno de los dólares que les son donados.
En México también hay ejemplos que destacar. Recientemente cim*ab cumplió 10 años de existir y de sumar logros. Además de los apoyos que otorga, le reconozco su estrategia para hacer visible la enfermedad: antes existía, pero pocos se atrevían a hablar de ella; hoy, la frase ¡Favor de tocar! es nacionalmente conocida gracias a sus campañas en las que ha integrado a celebridades de los espectáculos y de la alta sociedad mexicana. 
También sé que está ASBIS, una asociación con sede en el Estado de México a la que conocí por su labor para evitar más contagios por el Virus del Papiloma Humano y apoyo a la población de mujeres mazahuas. Pero sus programas de asistencia social también involucran el tema del cáncer de mama, y este fin de semana, el último de octubre, ha preparado un maratónico programa para recaudar fondos.
Sé que como cim*ab y ASBIS hay otras muchas fundaciones en México que realizan esfuerzos enormes por apoyar a su comunidad y que sus logros son destacables.
Sin embargo, y es una opinión personal, nos falta ir más allá de las campañas que relucen durante octubre. De esa forma, el llamado tercer nivel de la sociedad podría equiparse en transparencia a lo que ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos, donde los reportes de ingresos y egresos se consultan desde internet y hay informes pormenorizados de hacia dónde van los recursos obtenidos, dolar sobre dolar.
Me gustaría saber cuál es tu opinión al respecto.

México quiere el récord por el lazo rosa humano más grande

Y en una semana sabremos si lo consiguió.
Para ello están previstas, con un día de diferencia, dos convocatorias distintas; ambas buscan obtener el Récord Guiness por el lazo rosa más grande del mundo.
Hace casi un mes, el 29 de septiembre, Argentina se comprometió a batir el Récord Guinness de 6,847 personas impuesto en India en abril de 2012, en el marco de una campaña contra el VIH. Se trataba de difundir la toma de conciencia sobre el cáncer de mama, dijeron entonces los organizadores en Buenos Aires. La empresa que maneja los récords aún no ha publicado si lo logró o no.
Pero la Asociación de Salud y Bienestar Social de la mujer y su familia (ASBIS), que opera en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, ha convocado a reunir al menos a 6,900 personas para romper el Récord Guiness este domingo 28 de octubre, a partir de las 9:00 horas. La cita es en el Deportivo Bicentenario Ciudad Jardín, ahí en Neza.

Además, la Universidad Autónoma de Nuevo León, en coordinación con fundaciones u organizaciones como Cruz Rosa, cim*ab, Unidas Contigo, Supera y Desafío Noroeste, ha convocado a tod@s l@s regi@s -y también a los habitantes de los municipios conurbados y estados vecinos- a romper el récord en el estadio Gaspar Mass.
La cita será el lunes 29 de octubre a las 15:00 horas (locales) y se ha pedido a los participantes que asistan con jeans y playera blanca, además de zapatos cómodos y sin tacón.
¿Cuántas personas atenderán la convocatoria?

Todos quieren su lazo rosa gigante

Al parecer, en México hay un gusto especial por la creación de lazos gigantes. Apenas el pasado 9 de mayo, el estado de Chihuahua, en México, anunció que era poseedor del Récord Mundial por el lazo rosa humano más grande, tras reunir a más de 4,800 personas la Plaza Mayor.
Medios locales reportaron que a esa convocatoria asistieron personas de 12 diferentes municipios de Chihuahua con la finalidad de lograr el Récord Guiness y manifestarse a favor de la lucha contra el cáncer de mama.
Un par de años antes, en 2010, en Los Cabos se realizó una convocatoria para formar el lazo humano más grande de México. Para esa actividad, reunieron a 3,500

personas, a quienes se les pidió vestir ropa en colores claros. Ahí se se les entregó una playera rosa para que el lazo fuese del mismo tono.
El lazo rosa se formó en una de las playas de Los Cabos la mañana del 5 de diciembre. El propósito, según la convocatoria, era informar y crear conciencia sobre la enfermedad.

El albergue de la Cruz Rosa comparte apoyo y esperanza

Apoyar. Crecer. Creer en los sueños. Usar la experiencia propia para ponerla al servicio de otras mujeres con cáncer de mama. Esa ha sido la misión de vida de Magdalena Chapa en los últimos ocho años, que es cuando inició actividades la Cruz Rosa
Actual presidenta de la asociación con sede en Monterrey, Nuevo León, Mane -como le dicen de cariño-, empezó la fundación de la Cruz Rosa junto con Gabriela Navarro. “Gaby me buscó para que colaborara con ella y me encantó la idea”, recuerda.
En 1998, Mane se había enfrentado a la experiencia del cáncer de mama. El tumor que desarrolló medía cinco centímetros y pasó por tratamiento de quimioterapia y radioterapia, además de chequeos constantes. “Hoy estoy bien, y con la esperanza de seguir así. Ayudar a otras me motiva a seguir adelante”.

Como en casa
Gaby, expresidenta de Cruz Rosa, y Mane iniciaron la construcción de un albergue que hoy tiene capacidad para 40 pacientes, a quienes se ofrece hospedaje, alimentación, medicamentos, así como apoyo integral que incluye tratamiento psicológico y trabajo social. A esa sede llegan mujeres no sólo de Nuevo León; también otros estados vecinos se han beneficiado con los servicios que ahí ofrecen.
Además, la Cruz Rosa cuenta con módulos en hospitales: en el Universitario, el Metropolitano y el IMSS, que ofrecen orientación psicológico y trabajo social. También crearon un banco de pelucas, turbantes y prótesis, y han editado una guía de 13 temas, que ya va por la segunda edición, con la que orientan a las pacientes en diversos temas.

Como se aprecia en el video, los últimos ocho años han sido plenos en actividades. La asociación ha prestado 165,000 servicios. Para ello, cuenta con una planta de 15 colaboradores fijos, más aquellos que se suman al voluntariado, para apoyar directamente a los pacientes o para participar activamente en el área de realización de eventos, como el Maratón de Tejido, que se realiza cada año. El próximo noviembre se efectuará la novena edición de esta actividad, en la que decenas de mujeres se reúnen y tejen gorros que después son donados en hospitales. “Es una motivación para los pacientes”, asegura Mane.

Una nueva oportunidad
Para Manelas experiencias compartidas han resultado interesantes pero también útiles para entender que las mujeres que desarrollan cáncer “vienen de cosas muy complicadas. La enfermedad es un alto en su vida para ver qué pueden cambiar, qué necesitan cambiar. Se trata de una enfermedad multifactorial, y puede aprovecharse para hacer un alto, para crecer e ir más arriba. Se puede sacar mucho de provecho”.

Más información sobre la Cruz Rosa: http://cruzrosa.org.mx