De regreso

Han pasado algunas semanas desde la última vez que compartí algo en este blog. Diversos son los motivos que me alejaron temporalmente de esta actividad. Por fortuna, ninguno que pueda ser considerado como “grave” o “delicado”. Tal vez sólo necesité un poco de espacio para asimilar los cambios en mi vida.
Desde finales de 2011 mi vida se transformó con la cirugía a la que me sometí (donde descubrieron muy a tiempo que había cáncer de mama). Físicamente fue el mayor de los cambios que he vivido desde entonces, pero no ha sido el único.
También a finales de 2011, cuando prácticamente iniciaba los ciclos de quimioterapia, mi vida familiar se alteró y desde entonces he aprendido a estar conmigo y con mis dos hijos adolescentes, creando una nueva relación de amor, de complicidad, de apoyo, de la que aprendo y me fortalece cada día.
Todo 2012 estuve en tratamientos de quimioterapia y radioterapia, y salí muy bien librada. La experiencia fue fuerte, pero también lo son las recompensas que me regaló: aprendí a valorar la salud que tengo y, sobre todo, aprendí a valorarme, a reconocerme y a estar en armonía conmigo y con los demás.
En esa etapa me di cuenta de mi fortaleza y del poder que tengo, lo que -por fortuna- no es exclusivo para mí. Tod@s los seres humanos tenemos un gran poder interior y sólo depende de cada un@ elegir usarlo o el para qué y cómo emplearlo. En mi caso, elegí usarlo para sanar y sanarme; para estar en paz y ver la vida con otros ojos, agradeciendo cada minuto como una posibilidad de creación.
Si alguien lo ha olvidado o si no lo sabía, soy una mujer que trabaja y me siento muy orgullosa de mí porque durante todo el proceso para recuperar mi salud nunca, ningún día, dejé de laborar. Agradezco que en esa época, la empresa en la que prestaba mis servicios me permitió trabajar a distancia, hacer el famoso home office acorde a mi actividad profesional, y estoy convencida de que esto fue fundamental en mi recuperación.
Sin embargo, al iniciar 2013 y ya plenamente recuperada -aun cuando sigo un tratamiento que incluye cinco años de medicamento diario, estudios periódicos y visitas programadas con los oncólogos-, nuevamente llegó un cambio a mi vida: me despidieron de mi trabajo. Las razones que argumentó mi jefe fueron de tipo financiero: el grupo editorial en el que laboraba estaba en crisis y optó por un recorte de personal y yo fui de las elegidas…
De alguna manera sé que todo lo vivido me ha permitido aceptar las cosas en amor, entendiendo que todo pasa para algo en mi vida y que cuando una puerta se cierra, otras se abrirán y serán lo que requiero en eso momento.
Así, dediqué el mes de enero para descansar, para consentirme y prepararme para empezar una nueva época. En febrero inicié algunas actividades laborales, todas de las llamadas freelance, y hoy me siento preparada para seguir adelante en salud, en amor, en armonía y confiando en que puedo crear la vida que merecemos mis hijos y yo.
Agradezco a tod@s l@s que en estas semanas me preguntaron por el blog y su futuro, y a quienes aguardaron con paciencia. Hoy estoy de regreso y seguiré buscando contenidos oportunos, de calidad, que puedan servir de guía a mujeres y hombres o que al menos les recuerden que el cáncer de mama es curable si se detecta a tiempo, en sus fases iniciales, y para ello la autoexploración mensual es fundamental.
Abrazos de corazón a corazón.

4 pensamientos en “De regreso

  1. Hola! Soy Iraidy Agüero tengo 15 años y soy de Venezuela… Tengo una pagina la cual apoya y ofrece una mano a amiga a todas esas mujeres que hoy luchan o que lucharon con el cáncer de mama, siempre estoy buscando historias y testimonios que puedan servir de inspiración a otras mujeres… Me alegra mucho el coraje que tuviste frente a esta situación y me atrevo a pedirte permiso para publicar tu historia en mi pagina… Espero tu respuesta! Besos cuídate :-* https://www.facebook.com/pages/19-de-Octubre-d%C3%ADa-internacional-del-c%C3%A1ncer-de-mama/186398841496091

    • Hola Iraidy:
      Muchas gracias por escribirme. Me conmueve tu mensaje, más porque se trata de una jovencita de 15 años, que es la edad de mi hija.
      Por supuesto que puedes publicar mi historia en tu página y también te invito a que sigas en contacto. Yo generalmente estoy actualizando el blog y posteo el contenido también en Facebook: https://www.facebook.com/ElCancerDeMamaYYo
      Así que si le das clic ahí, te enterarás de las novedades y podrás darle compartir para tu página. Estar informadas es muy importante: así vamos ampliando la conciencia y entendemos que siempre debemos checarnos y actuar de manera inmediata si descubrimos algo que no está bien. Todo a tiempo es curable.
      Abrazos cariñosos hasta Venezuela.
      D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *