¿El cáncer de mama es prevenible?

A lo largo de años he escuchado, leído, visto campañas en las que se invita a las mujeres a “prevenir” el cáncer de mama, a incorporar a su vida la autoexploración y acudir al médico cada año como una medida de “prevención”, pero ¿qué creen? Hace un año, apenas horas después de la mastectomía que me practicaron, entendí algo que confirmé meses más tarde: el cáncer de mama no es prevenible, y decir lo contrario podría entrar en la categoría de mitos.
Sé que el concepto resulta difícil de asimilar así “de bote pronto”; al menos se requiere de un tiempo para reflexionarlo, pero una vez que lo haces te das cuenta de que es cierto y, además, tiene lógica. Ahora te comparto por qué. 
Empecemos con el principio. ¿Qué significa prevenible que, junto con prevención, viene de prevenir?
Bueno, el diccionario de la Real Academia de la Lengua lo explica y muy bien:
prevenible.
1. adj. Que se puede prevenir (‖ evitar). Patologías, enfermedades prevenibles.
prevenir. (Del lat. praevenīre).
1. tr. Preparar, aparejar y disponer con anticipación lo necesario para un fin.
2. tr. Prever, ver, conocer de antemano o con anticipación un daño o perjuicio.
3. tr. Precaver, evitar, estorbar o impedir algo.

Y ya no le sigo porque tiene muchas más acepciones.
El tema aquí es que el cáncer de mama no es prevenible, no es evitable, al menos en términos médicos, científicos, que es a lo que hoy haré referencia.
Hasta ahora la Ciencia no ha establecido por qué algunas mujer sí lo desarrollarán (desarrollaremos) y otras no. Sí, por supuesto, saben que hay factores de riesgo que aumentan o reducen las posibilidades de generarlo, y que hay prácticas como la autoexploración mensual, la visita al especialista y el realizarse una mamografía a partir de los 40 años, o cuando lo establezca el médico, contribuyen a una detección temprana y con mejores expectativas de cura.
También, es un hecho que lo que sí está en nuestras manos, literalmente, es reducir o eliminar esos factores de riesgo; al menos los controlables (como hacer ejercicio, mantener un peso adecuado, alimentarnos sanamente), porque hay un par que resulta fuera de control: ser mujer y envejecer.
Pero, con toda honestidad, debo decirte que habrá quienes cumplan al pie de la letra con todas las recomendaciones médicas y aún así lo generarán. Nada garantiza aún que el cáncer de mama sea cien por ciento evitable.
La buena noticia, porque sí hay buenas noticias en este tema, es que si se cumplen las observaciones médicas y se reducen los factores de riesgo, si aparece la enfermedad habrá una detección oportuna y mayores expectativas de cura.
Entonces, desde mi punto de vista, sería muy conveniente informarnos en la verdad y pedir a los médicos a los que acudimos, a las autoridades y a las organizaciones que apoyan a las mujeres con cáncer de mama que cambien el discurso. Así, crearán, crearemos, una gran diferencia porque empezaremos a hablar de detección temprana en vez de prevención… y disminuirán las “sorpresas”, como la que yo me llevé hace poco más de un año.

Un pensamiento en “¿El cáncer de mama es prevenible?

  1. Pingback: Más allá de la fecha: hoy es momento de vivir en amor | El cáncer de mama y Yo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *