¿El nivel socioeconómico influye en la supervivencia?

Según las conclusiones de un estudio liderado por Salma Shariff-Marco, investigadora científica del Instituto de Prevención del Cáncer de California, en Fremont, el estatus socioeconómico sí influye en la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama y es un factor tan determinante como las diferencias raciales porque incluye estilo de vida, educación y vivienda.
“Conforme mejora el estatus socioeconómico, la supervivencia aumenta”, concluyó Shariiff-Marco, quien presentó el martes los resultados de su estudio en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research) en San Diego.
Investigaciones previas sobre el cáncer de mama muestran de manera consistente que las mujeres afroamericanas tienen una tasa menor de supervivencia, y que las mujeres blancas tienen tasas de mortalidad más altas. Normalmente las hispanas y las asiáticas tienen tasas de mortalidad más bajas.
Los especialistas tenían la hipótesis de que el estatus socioeconómico y la educación podrían ser los dos factores responsables de esas diferencias. Shariff-Marco y su equipo revisaron los datos de 4,405 mujeres a las que se les diagnosticó un cáncer de mama entre 1995 y 2008.
El estudio incluyó a 1,068 mujeres blancas, 1,670 hispanas, 993 negras y 674 estadounidenses de origen asiático. Todas las mujeres eran del área de la Bahía de San Francisco.
Al ver los datos sin ajustar, los investigadores hallaron que las mujeres negras tenían las tasas de supervivencia más bajas, mientras que las de las hispanas y las asiáticas eran más altas que las de las blancas.
Sin embargo, cuando se tuvo en cuenta el tratamiento y otros factores del estilo de vida, la tasa de supervivencia de las mujeres negras mejoró y resultó ser similar a las de las blancas. Cuando los investigadores consideraron estos mismos factores en las mujeres hispanas y asiáticas, su tasa de supervivencia permaneció por encima de las de las negras y blancas.
Las mujeres hispanas que vivían en barrios más ricos, fuese cual fuese su nivel educativo, tenían una tasa de supervivencia mejor que las blancas de áreas ricas y con una buena educación. Lo mismo pudo decirse de las mujeres asiáticas, excepto que su nivel de educación parecía influir en la mejora de su tasa de supervivencia.
Shariff-Marco afirmó que aún no está claro por qué las características del vecindario parecen tener tanta importancia, a menudo incluso más que la educación de las personas.
“Debemos profundizar un poco más para entender qué es lo que el estatus socioeconómico contribuye en la supervivencia. Nuestros hallazgos nos piden que entendamos qué es lo que contribuye a mejorar y empeorar la salud en nuestros vecindarios”, aseguró.
Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica y sólo ha sido divulgado por HealthDay, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

FUENTES: Salma Shariff-Marco, Ph.D., M.P.H., research scientist, Cancer Prevention Institute of California, Fremont, Calif.; Stephanie Bernik, M.D., chief of surgical oncology, Lenox Hill Hospital, New York City; Oct. 29, 2012, presentation, American Association for Cancer Research annual cancer prevention conference, San Diego
Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *