El sueño de erradicar el cáncer de mama cumple ¿20 años?

Quizá para el mundo moderno, con cientos de medios de comunicación que inundan de mensajes -sobre todo durante octubre- y, más recientemente, con la proliferación de las redes sociales, sólo sean dos décadas en las que se han hecho esfuerzos continuos y sistematizados para concientizar sobre el cáncer de mama
Lo cierto es que esta enfermedad se conoce hace miles de años. Ya los egipcios, en el lejano 1,600 antes de Cristo, habían documentado el caso de ocho mujeres con tumores de mama. De ahí para adelante, se conocen diversas referencias históricas y, entonces como hoy, no hay certeza sobre el por qué lo desarrollan (desarrollamos) unas mujeres y otras no.
La buena noticia es que un diagnóstico de cáncer de mama en nuestros días, si se hace de manera oportuna, tiene muy buenos pronósticos de curación. La medicina ha avanzado mucho y lo hará más gracias a las campañas de concientización y racaudación de fondos que van destinados a la investigación y la educación.
Una de esas campañas, hoy institucionalizada, sí inició hace 20 años, cuando Evelyn H. Lauder, una de las dos mujeres que impulsaron el uso del lazo rosa como distintivo de lucha contra la enfermedad, lanzó The Estée Lauder Companies Breast Cancer Awareness Campaign en 1992.
A diferencia de lo que hoy ocurre, en esa época pocos hablaban del cáncer de mama: las mujeres diagnosticadas con la enfermedad estaban paralizadas y aterrorizadas, e incluso, en algunas culturas, eran objeto de marginación. Ahora es un tema cotidiano, del que cada vez hay más información y avances, y al que poco a poco vamos quitándole la pesada carga que lo asocia al miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *