La información tarda en llegar… pero ¿4 años?

Esta mañana leí un tuit del Instituto Nacional de Cancerología (@incanMX) que llamó mi atención: “Nuevo estudio de terapias dirigidas p/cáncer de mama establece un modelo de estudios clínicos a nivel mundial. NCI-USA http://goo.gl/3jWTa “. Y sí, mi innata curiosidad aunada a mi formación profesional y a las vivencias del último año me llevaron a darle clic a la liga y buscar entendimiento entre el lenguaje científico-médico que utilizan. 
Su inicio me causó gran alegría: “Dos medicamentos dirigidos, diseñados para tratar una forma agresiva de cáncer de seno o mama, están siendo probados en un estudio nuevo que incluye a 8,000 participantes en 50 países de seis continentes”. ¡Wow!, me dije, un estudio global que involucra esfuerzos colectivos y multilaterales… así que seguí leyendo sin encontrar cuándo habían iniciado la investigación y cuándo preveían concluirla. Nada, de esa información no hay nada.
Pero ¿qué creen que sí encontré? La fecha de la publicación de la nota en la página del Instituto Nacional del Cáncer de los Institutos de la Salud en EU es el 29 de febrero de 2008… y entonces sí, las interrogantes cayeron como una cascada: ¿qué significa eso? ¿que las autoridades mexicanas apenas se enteraron del estudio? ¿que piensan hacernos creer que es una investigación reciente? ¿que la noticia es actual?.. y ya no le sigo porque lo primero, en la vida pero también en mi profesión, es evitar asumir. Así que ya mandé a @incanMX una serie de preguntas que esperan respuesta; por supuesto, para compartírselas.
Mientras me responden, les comentaré que el estudio fue previsto para 10 años, o al menos en su presupuesto de financiamiento está contemplado que el Instituto Nacional del Cáncer contribuya con 2,000 dólares fijos por paciente para el estudio de diez años, así como también con la infraestructura básica de llevar a cabo todos los estudios por medio de subsidios existentes. Así que si la nota del estudio es de 2008, aún deberemos esperar seis más conocer las conclusiones finales.
El estudio, denominado ALTTO (Adjuvant Lapatinib and/or Trastuzumab Treatment Optimisation – Optimización del tratamiento complementario con lapatinib o trastuzumab), es financiado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI), componente de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), y de la firma GlaxoSmithKline (GSK).
Y bueno, habrá que esperar respuestas y seguir investigando sobre el tema, porque de primera impresión como que no resulta lindo que en medio de la vorágine por el cercano Día Mundial de Concientización sobre el Cáncer de Mama ‘reutilicen’, ‘reciclen’ -en la jerga periodística sería ‘refriteen’- las noticias de hace años… o ¿tú que piensas al respecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *