Las mujeres rurales ignoran acerca del cáncer de mama

Crear conciencia de la importancia de la autoexploración y la detección temprana del cáncer de mama es una tarea que, a veces, se antoja complicada en las grandes urbes, donde la vida parece correr tan de prisa que hasta olvidamos lo verdaderamente importante, ¿verdad?
Pero, se imaginan ¿qué es lo que ocurre con las mujeres que habitan poblaciones rurales, comunidades indígenas, zonas de difícil acceso? La respuesta es devastadora:
Sólo entre 20 y 30 por ciento de las mujeres que habitan las zonas rurales en Altamira, Tamaulipas, tiene acceso a información sobre cáncer de mama y, si son mayores de 40 años, se practican estudios de mastografía. Según el jefe de la Jurisdicción Sanitaria 12 en ese estado, Sergio Eduardo Uriegas Camargo, ello se debe a la dispersión de la población y a las carencias técnicas que tienen.
“Reconocemos que hay limitantes, no en la jurisdicción, sino en todo el sistema de salud, porque llevar el aparato de mastografía es muy difícil, por ejemplo, a ejidos o poblados lejanos, pero se está haciendo todo lo humanamente necesario”, dijo Uriegas  Camargo, quien es responsable de los servicios en los municipios de Altamira, Aldama y González, en su mayoría de población rural.
No obstante, acepta, el principal factor es la desinformación, porque las mujeres no tienen el hábito de la autoexploración mensual. “Si así fuera, podríamos lograr reducir los casos y las muertes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *