Alistan perfil genómico de pacientes de toda América

Conocer los avances del proyecto de identificación del perfil genómico de las pacientes con cáncer de mama de toda América será la razón por la que esta semana se reunirán en Buenos Aires, Argentina, más de 250 investigadores de la región.
Según un reporte de la agencia Xinhua, reproducido por diversos medios de comunicación de Latinoamérica, el encuentro es organizado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina y el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, y corresponde a la reunión anual de la Red de Investigación en Cáncer Estados Unidos- Latinoamérica (US-LA CRN, por sus siglas en inglés).
La reunión ocurre casi a dos meses de distancia de que un equipo de científicos del programa Atlas del Genoma del Cáncer en la Universidad de Carolina del Norte difundieran información de cómo ‘mapearon’ de manera genética 800 tumores de mama y los clasificaron en cuatro subtipos. Durante la reunión, que se llevará a cabo del 14 al 16 de noviembre, se expondrán por primera vez los resultados obtenidos con los primeros 150 pacientes con cáncer de mama.
La red, que incluye cerca de 30 hospitales y centros de investigación de cinco países, involucra a más de 250 profesionales entre biólogos moleculares, bioinformáticos, oncólogos clínicos, patólogos, cirujanos, epidemiólogos, asistentes sociales, psicólogos, técnicos de laboratorio y enfermeras, según un comunicado del ministerio argentino
En Argentina participan tres hospitales públicos que reclutan a los pacientes, obtienen y almacenan las muestras en sus biobancos (el Instituto Angel Roffo, el hospital Marie Curie y el hospital Eva Perón de San Martín), la Universidad Católica de Córdoba que realiza el análisis bioinformático y la Fundación Instituto Leloir que efectúa los estudios en su plataforma de genómica.
El objetivo es reclutar a 3,000 pacientes con cáncer de mama de toda Latinoamérica, para darles tratamiento convencional con el objetivo de analizar el perfil de sus tumores y tratar de encontrar una matriz de genes que permita mejorar el pronóstico y predicción de respuesta al tratamiento, indicó el ministro Lino Barañao en el comunicado.
Desde 2011 se han reclutado cerca de 500 pacientes, 150 de las cuales corresponden a la Argentina. “Este estudio es el primero en medicina traslacional/personalizada que se realiza en Latinoamérica en red”, destacó el Ministerio de Ciencia y Tecnología argentino.

Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema.

Para detectar ‘bolitas’ del tamaño de un grano de azúcar

Hace unas semanas publiqué un texto sobre el guante Sensi Femme, que durante la autoexploración permite detectar tumores del tamaño de un grano de azúcar, y recibí algunos mensajes solicitando más información al respecto. Así que aquí confío en que responderé las dudas o inquietudes que había. 

  • La comercialización del guante en México fue autorizada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que busca apoyar la detección temprana del cáncer de mama mediante la autoexploración. En México, 77 % de las mujeres son diagnosticadas en etapas avanzadas de la enfermedad, lo que propicia muertes prematuras.
  • Julio Sánchez, comisionado de Fomento Sanitario de la Cofepris, dijo que se otorgó el registro al guante Sensi femme, tras estudios de evaluación, seguridad y eficacia.
  • El guante está elaborado con poliuretano y lubricantes de aceites minerales, que aumentan la sensibilidad de cualquier bulto, aunque sea del tamaño de la cabeza de un alfiler o de un grano de azúcar.
  • Su uso permitirá hacer un autodiagnóstico efectivo y sencillo en la privacidad del hogar y, con base en él, las personas podrás acudir con especialistas que determinarán si lo detectado es positivo a malignidad o no.
  • Sánchez dijo que las autoridades sanitarias analizan incluir el guante dentro del cuadro básico de los servicios de salud del IMSS, el ISSSTE y del Seguro Popular.
  • Antonio Pascual Feria, presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México, explicó que esa red de 24 establecimientos comenzó en octubre a vender el guante en 500 pesos.
  • El guante es reutilizable; tiene una duración de cuatro años, aguanta temperaturas de 5 a 100 grados centígrados, una presión aproximada de 40 kilos y se recomienda usarlo de manera mensual.

Y bueno, aquí les dejo un video para que empiecen a familiarizarse con el uso del guante. Me parece que, si es tan efectivo como dicen, la inversión de 500 pesos para adquirirlo vale la pena. Se trata de la salud y es una muestra de amor hacia nosotr@s mism@s.

Porque los afectos (y su calidad) SÍ importan para sanar

La calidad de las relaciones personales de la mujer parece ser tan importante como el tamaño de sus redes sociales para predecir la supervivencia del cáncer de mama, informan científicos del consorcio médico estadounidense Kaiser Permanente en la última edición de Breast Cancer Research and Treatment.
El estudio incluyó a 2,264 mujeres que fueron diagnosticadas en las primeras etapas con cáncer de mama invasivo entre 1997 y 2000, a las que se les solicitó información sobre sus relaciones personales:

  • socialmente aislada (pocos lazos)
  • moderadamente integrada
  • integrada socialmente (muchos lazos).

“Encontramos que las mujeres con pequeñas redes sociales tuvieron un riesgo significativamente mayor de mortalidad que aquellas con grandes redes”, dijo Candyce H. Kroenke, de la División de Kaiser Permanente y autora del estudio, quien reveló que las mujeres socialmente aisladas tienen un 34 % más probabilidades de morir de cáncer de mama u otras causas que las mujeres socialmente integradas.
De acuerdo con Europa Press, los investigadores midieron los niveles de apoyo social de amigos y familiares mediante una encuesta que preguntaba a las mujeres que calificaran la calidad de sus relaciones en una escala de cinco puntos en la última semana. El estudio encontró que los niveles de apoyo dentro de las relaciones son también importantes factores de riesgo de mortalidad por cáncer de mama.
“Las mujeres con redes pequeñas y altos niveles de apoyo no estaban en mayor riesgo que aquellas con grandes redes, pero sí aquellas con redes pequeñas y bajos niveles de apoyo”, dijo Kroenke.
De hecho, las mujeres con redes pequeñas y bajos niveles de apoyo tienen un 61 % más de probabilidades de morir de cáncer de mama y otras causas que las que poseen redes pequeñas y altos niveles de apoyo.
“También encontramos que cuando las relaciones familiares daban menos apoyo, la comunidad y los lazos religiosos eran fundamentales para la supervivencia. Esto sugiere que tanto la calidad de las relaciones, y no sólo el tamaño de la red, es importante para la supervivencia y que se recurre a las relaciones comunitarias cuando los amigos y la familia dan menos apoyo”, añade Kroenke.

A un año de la primera quimioterapia: ¡gracias ‘roja’!

Hace un año empecé la primera de las sesiones que quimioterapia que me prescribieron los oncólogos médicos. Serían seis, según me dijeron entonces, y a mí me parecían ‘muchísimas’; finalmente fueron ocho ciclos, fuertes, muy fuertes, gracias a la resistencia de mi organismo que permitió salir rápido de ellos. Meses después me enteraría de que hay pacientes que tienen otra respuesta, entonces les “fraccionan” el ciclo para que puedan soportarlo, y llegan a tener 16 sesiones o más.
La quimioterapia impacta, es una experiencia que cimbra, pero que también permite que veas cuál es tu fortaleza.
En mi experiencia, la sola mención de la palabra quimioterapia (o quimio, para que suene con cariño) te remonta a una “historia negra”, que puede ser cierta o no, pero que crea más miedo entre quienes deben recibirla. En realidad, la palabra quimioterapia significa que recibes químicos y, en ese sentido, todo medicamento lo sería. Sin embargo, por alguna razón que ignoro el término quedó relacionado sólo a los tratamientos oncológicos y fue asociado al miedo, a un miedo inmenso. En otro momento les compartiré mis experiencias con otras pacientes, a quienes tuve oportunidad de confortar y tranquilizar para que pudieran recibir su tratamiento porque el miedo se los impedía.
Hoy sólo quiero recordar que hace un año empecé el que sería mi tratamiento. Era un momento que deseaba y me generaba cierto nerviosismo asociado a un sentimiento de “estar tarde”. La mastectomía fue el 15 de septiembre y siete semanas después aún no había iniciado la quimioterapia, y yo ya sabía que -según los estándares médicos del tema- lo recomendable y deseable es iniciarlo a más tardar seis semanas después de salir del quirófano.
¿Por qué tardé en empezar el tratamiento? La respuesta resulta compleja, así que haré un resumen y sólo diré que básicamente se debió a que elegí recibirlo en el Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, una institución pública con una muy alta demanda de servicios y un muy buen nivel de atención, aunque no sea el común a todos los pacientes. En mi caso, lo sé, fui muy afortunada por contar con la simpatía y la amabilidad de médicos y enfermeras, pero otros pacientes no lo viven igual y cuentan sus propias historias.
Así que después de semanas de trámites y revisiones médicas, ese miércoles 9 de noviembre por fin estaba en la antesala de la primera quimioterapia. Me acompañaban mi marido y mi mamá. Todos estábamos a la expectativa, a lo que sería una experiencia que nunca antes habíamos vivido. Ellos permanecieron en la antesala, y a mí me pasaron a una habitación inmensa, donde hay varias decenas de sillones estilo reposet.
Yo había elegido estar bien; salir bien de esa experiencia, así que me ubique en un sitio en el que prácticamente estaba sola, en paz. Una de las enfermeras se acercó a mí y bromeó conmigo por llevar una bolsa color roja. Según su opinión, al término de las quimios yo odiaría ese color. En ese momento no entendí por qué… lo supe momentos después cuando vi que me pondrían una de las famosas quimios rojas, como las llaman.
Pero yo sabía la importancia de la actitud en el proceso, así que esa mañana empecé con una especie de ritual que seguí durante todo el tratamiento: elegí darle la bienvenida a la quimioterapia; bendije y agradecí al medicamento que me sanaría y le pedí que fuera lindo con las células buenas. Mis palabras, mis pensamientos, los convertí en decretos y acompañé esa especie de meditación personal con ejercicios de respiración.
Así, la quimio roja entró en contacto con mi sangre y sí, hay mucho más que compartir sobre la experiencia, sobre sus efectos, sobre lo aprendido en esos meses, pero hoy a un año de distancia sólo la bendigo de nuevo por haberme ayudado a curar.

Roche lanza nuevo medicamento para el cáncer de mama

La empresa farmacéutica Roche lanzará en México dos nuevos medicamentos (para el cáncer de mama y cáncer de piel vaso celular) antes de marzo del 2013, que podrán comercializarse en el corto plazo en otros países de Centroamérica, por los convenios que ha establecido el gobierno federal.

“Ya tenemos la autorización de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Con ellos hemos trabajado de la mano y hemos visto que han hecho más expeditos los trámites para que los productos innovadores lleguen pronto a los pacientes”, dijo el  director de innovación de la firma, Jorge Tanaka, citado por el diario El Economista.

Roche destina anualmente poco más de 8,000 millones de dólares a investigación de nuevos fármacos y México es un mercado que le resulta relevante por su enfoque en tratamientos oncológicos, diabetes o asma.
Para la firma, el hecho de que la Cofepris tenga el reconocimiento de la Organización Panamericana de la Salud como referencia regulatoria en Latinoamérica, en materia de registros de medicina y vacuna aprobados en México, permite llevar más rápido los nuevos fármacos a otros países. La semana pasada, esta comisión anunció que los primeros países beneficiados por esta situación son El Salvador y Ecuador.
El directivo de Roche participó el jueves en la octava entrega del Premio de Investigación Médica Jorge Rosenkranz “que busca fomentar e impulsar la investigación científica en México en el campo de la medicina y contribuir con la formación de nuevas generaciones de científicos mexicanos”.

Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema.

Mujer de las mil batallas: un canto a la vida

“Y sigues tan bonita, más que ayer, no se despeina el alma…
Un pasito más, que sí se puede, uno y otro más, mujer valiente”

Amor, valor, contigo, fuerza, siente, confía, única, esperanza… ocho palabras que recrean la experiencia de vida de ocho mujeres sobrevivientes de cáncer de mama y que son el centro de la canción ‘Mujer de las mil batallas‘, tema del cantautor andaluz Manuel Carrasco. 
Las mujeres que inspiraron la canción lo acompañaron en la presentación del tema. La idea de hacer este tema fue propuesta por la empresa Buckler, que anunció que todas las regalías que genere serán donadas a la Sociedad Española de Oncología Médica para la Beca Buckler de Investigación.
Amor, valor, contigo, fuerza, siente, confía, única, esperanza… ¿cuáles serían las palabras que identificarían tu historia de vida?

Avon entrega becas de investigación por un millón de euros

Conforme lo anunció, Avon Cosmetics otorgó este martes en Madrid, España, sus primeras becas para la lucha contra el cáncer de mama, por valor de un millón de euros.

¿Quiénes fueron los premiados?

  1. Gema Moreno Bueno, investigadora jefe de la Fundación MD Anderson Internacional, por su proyecto ‘Gasderminlike. Marcador Predictivo de respuesta Terapéutica en Cáncer de mama’, con una cuantía de 285,333 euros (unos 4 millones 739,381 pesos).
    Moreno explicó que “su proyecto estudiará los mecanismos moleculares para tratar de identificarlos y desarrollar nuevos métodos diagnósticos para avanzar hacia una medicina personalizada de cada paciente con cáncer de mama”.
  2. Laura García Estévez, coordinadora de la Unidad de Mama del Centro Integral Oncológico Clara Campal, por su proyecto ‘Breast-Ipad’ ,con una cifra de 120,000 euros un millón 993,200 pesos).
    Estévez explicó que para “aprovechar las nuevas tecnologías creará una aplicación para las tabletas electrónicas y ayudar a las mujeres con cáncer de mama respondiendo sus dudas, escuchando sus problemas durante todo el proceso, es decir, desde que son diagnosticadas hasta que son dadas de alta. Además, esta aplicación contará con la participación de expacientes.”
  3. Joaquín Arribas, director del programa de investigación preclínica del Instituto de Investigación Vall d´Hebron (Vhio), fue otro de los galardonados con 285,333 euros (4 millones 565,267 pesos), por su proyecto ‘Tratamiento de hiperactivación de HER2en Cáncer de Mama’.
    Arribas expuso que “ trabajará la investigación de los diferentes tipos de cáncer de mama, ya que desgraciadamente es una enfermedad heterogénea, para poder tratar a los pacientes de una manera personalizada. Es decir, subestratificará los tumores y adecuará terapias para cada tipo de tumor y paciente”.
  4. Isabel Mariscal, directora del Máster Oficial de Ciencias de la Enfermería de la Universidad de Huelva, por el proyecto ‘Autocuidados y salud en mujeres afectadas por el cáncer de mama’.
    Mariscal, a quien se le otorgó la cantidad de 24,001 euros (398,657 pesos) destacó que “este proyecto está enfocado a mejorar las competencias en los autocuidados de las personas con cáncer de mama para mejorar su tasa de curación”.
  5. Antonio Postigo, médico del Hospital Clinic de Barcelona, fue premiado con 285.333 euros (4 millones 565,267 pesos), por su proyecto ‘Identificación de perfiles de expresión génica regulados por la vía micro RNA/ZEB1-ZBE2 y su papel en la capacidad invasiva y metastásica de tumores de mama y la respuesta al tratamiento’.
    Postigo dijo que su proyecto es de investigación básica y consiste en estudiar las células ZEB1 Y ZBE2 en su capacidad metastásica y su respuesta al tratamiento”.

El presidente de Avon en España, Francia y Alemania, Gennaro Formisano, resaltó que el factor financiamiento es muy importante para disminuir el número de muertes anuales a causa de la enfermedad. “Sin financiamiento no hay investigación y sin investigación no hay cura”.
Recordó que la Fundación Avon contra el Cáncer de Mama lleva 20 años recaudando fondos y promoviendo la sensibilización y cura de este tipo de cáncer. Además, de que tiene la intención de seguir promoviendo este tipo de becas de investigación.

¿El nivel socioeconómico influye en la supervivencia?

Según las conclusiones de un estudio liderado por Salma Shariff-Marco, investigadora científica del Instituto de Prevención del Cáncer de California, en Fremont, el estatus socioeconómico sí influye en la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama y es un factor tan determinante como las diferencias raciales porque incluye estilo de vida, educación y vivienda.
“Conforme mejora el estatus socioeconómico, la supervivencia aumenta”, concluyó Shariiff-Marco, quien presentó el martes los resultados de su estudio en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research) en San Diego.
Investigaciones previas sobre el cáncer de mama muestran de manera consistente que las mujeres afroamericanas tienen una tasa menor de supervivencia, y que las mujeres blancas tienen tasas de mortalidad más altas. Normalmente las hispanas y las asiáticas tienen tasas de mortalidad más bajas.
Los especialistas tenían la hipótesis de que el estatus socioeconómico y la educación podrían ser los dos factores responsables de esas diferencias. Shariff-Marco y su equipo revisaron los datos de 4,405 mujeres a las que se les diagnosticó un cáncer de mama entre 1995 y 2008.
El estudio incluyó a 1,068 mujeres blancas, 1,670 hispanas, 993 negras y 674 estadounidenses de origen asiático. Todas las mujeres eran del área de la Bahía de San Francisco.
Al ver los datos sin ajustar, los investigadores hallaron que las mujeres negras tenían las tasas de supervivencia más bajas, mientras que las de las hispanas y las asiáticas eran más altas que las de las blancas.
Sin embargo, cuando se tuvo en cuenta el tratamiento y otros factores del estilo de vida, la tasa de supervivencia de las mujeres negras mejoró y resultó ser similar a las de las blancas. Cuando los investigadores consideraron estos mismos factores en las mujeres hispanas y asiáticas, su tasa de supervivencia permaneció por encima de las de las negras y blancas.
Las mujeres hispanas que vivían en barrios más ricos, fuese cual fuese su nivel educativo, tenían una tasa de supervivencia mejor que las blancas de áreas ricas y con una buena educación. Lo mismo pudo decirse de las mujeres asiáticas, excepto que su nivel de educación parecía influir en la mejora de su tasa de supervivencia.
Shariff-Marco afirmó que aún no está claro por qué las características del vecindario parecen tener tanta importancia, a menudo incluso más que la educación de las personas.
“Debemos profundizar un poco más para entender qué es lo que el estatus socioeconómico contribuye en la supervivencia. Nuestros hallazgos nos piden que entendamos qué es lo que contribuye a mejorar y empeorar la salud en nuestros vecindarios”, aseguró.
Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica y sólo ha sido divulgado por HealthDay, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

FUENTES: Salma Shariff-Marco, Ph.D., M.P.H., research scientist, Cancer Prevention Institute of California, Fremont, Calif.; Stephanie Bernik, M.D., chief of surgical oncology, Lenox Hill Hospital, New York City; Oct. 29, 2012, presentation, American Association for Cancer Research annual cancer prevention conference, San Diego
Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema. 

Un modelo para estudiar el cáncer de mama más agresivo

Científicos argentinos dieron un paso adelante en el estudio del tumor mamario más agresivo, al crear un modelo de estudio que, aseguran, abre caminos para desarrollar terapias orientadas a bloquear las metástasis. Los resultados del trabajo fueron publicados en la edición de septiembre de la revista internacional Cancer Biology & Therapy.
El cáncer de mama es la patología maligna de mayor incidencia en la población femenina a nivel mundial. No es una enfermedad única, sino que existen distintos tipos genéticos que presentan características clínicas particulares. De ellos, los llamados triple negativo (aquellos que no expresan tres tipos de receptores) representan un 15 % de todos los tumores mamarios y suelen ser los de peor pronóstico.
Ese tipo de tumor “no cuenta al momento con terapias específicas y, si bien se trata con quimioterapia convencional, presentan alta tasa de recurrencia y mortalidad”, indicó el doctor José Mordoh, jefe del Laboratorio de Cancerología del Instituto Leloir y director del Centro de Investigaciones Oncológicas de la Fundación del Cáncer (FUCA).

El método
Lo que desarrollaron Paula Roberti, Marcela Barrio, Mordoh y otros científicos fue cultivar células provenientes de un cáncer de mama humano triple negativo, las cuales fueron luego inoculadas en ratones de experimentación, que permiten el crecimiento de células humanas sin rechazarlas.
“Las células resultaron ser metastásicas en el ratón al invadir los ganglios: un proceso semejante al que ocurre en la enfermedad humana”, precisó Mordoh. Tras varios ciclos de crecimiento de este tejido enfermo, los científicos lograron obtener células significativamente más agresivas.

Hallazgos
El equipo del investigador evaluó más de 160 proteínas presentes en los tumores metastásicos y estableció una categorización entre aquellas que experimentaron mayor y menor cambio. “Sobre ellas profundizaremos nuestras investigaciones”, anticipó Mordoh, quien agregó que en base a ese conocimiento “se podrían diseñar fármacos que ataquen moléculas fundamentales del proceso metastásico para impedirlo”.
Para profundizar en los mecanismos moleculares que subyacen al proceso, los científicos realizaron una comparación entre las células originarias y las metastásicas mediante una tecnología que permite evaluar los cambios de ciertas proteínas celulares.
Ya comenzaron los estudios preclínicos, tanto en cultivo de células como en animales. “De funcionar todo bien, los primeros ensayos clínicos podrían comenzar en un año; durar unos tres años, y si todo continúa de acuerdo a lo esperado se podría avanzar hacia una posible aprobación en unos cinco años”, en 2017, indicó Mordoh.
La investigación se ha desarrollado de manera conjunta por la Fundación Instituto Leloir, FUCA y el Instituto Alexander Fleming. Las instituciones que apoyaron este estudio fueron la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, el CONICET, FUCA, la Fundación Sales, la Fundación María Calderón de la Barca y la Fundación P. Mosoteguy.

Fuente: Agencia CyTA-Instituto Leloir
Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema. 

El machismo, enorme obstáculo para la detección temprana

El machismo es uno de los mayores obstáculos para la detección temprana del cáncer de mama, afirma Felicia Marie Knaul.
Hermosa y triunfadora, Knaul es ciudadana canadiense-británica, y mexicana por adopción, tras su matrimonio con el exsecretario de Salud, Julio Frenk; madre de dos hijas, economista, autora y… sí, sobreviviente de cáncer de mama; enfermedad que le detectaron hace cinco años, cuando apenas tenía 41 años. 
Tras un tratamiento agudo superó la enfermedad, aunque arrastra secuelas, que incluyen “una mastectomía completa, radical del lado izquierdo, y una reconstrucción parcial”, explica en una entrevista con la agencia española de noticias EFE, durante una visita a Ginebra, Suiza, donde presentó en la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS) su libro Beauty without the Breast (Belleza sin el Pecho), en el que relata su combate personal contra el mal que más temor causa entre las mujeres. Sigue leyendo