La lactancia reduce el riesgo de cáncer de mama

Salud y vidaEn este sábado en el que en México se celebra el Día de las Madres me parece más que oportuno recordar que -independientemente de las ventajas que la lactancia tiene en los recién nacidos y bebés-, cada vez se reafirma más el hecho de que amamantar es muy benéfico para la mujer, ya que reduce el riesgo de generar enfermedades como el cáncer de mamá, el cáncer de ovario y la osteoporosis.

Los especialistas insisten en que toda mujer que da a luz puede amamantar a su recién nacido, aunque la producción de leche parezca insuficiente, dados los beneficios para la sana nutrición del bebé y de salud materna.

Inclusive, dicen, la lactancia debe mantenerse hasta los dos años y darse de manera exclusiva hasta los seis meses, ya que ello permite que el bebé tenga un adecuado crecimiento y desarrollo libre de padecimientos como infecciones, alergias, diabetes y obesidad, al igual que permite un mejor desarrollo mental e intelectual.

De ahí que cada vez es más frecuente que en hospitales y clínicas, públicas y privados, operen grupos o clubes que fomentan la capacitación de las futuras madres en técnicas de lactancia materna. Ahí, les hablan de las ventajas que tiene ese práctica, no sólo en la prevención de enfermedades, sino también en la disminución del sangrado postparto y en la recuperación del peso.

Las únicas contraindicaciones para evitar la lactancia son:

  • Si la mamá vive con VIH
  • Si tiene herpes en los senos
  • Si está en tratamiento de radioterapia o quimioterapia
  • Si el bebé muestra Galactosemia y Fenilcetonuria

Es normal que durante el proceso de inicio de lactancia la mujer tenga dudas y crea que no puede amamantar a su bebé, pero si se acompaña de una adecuada asesoría el proceso es exitoso. La información está; sólo requieres buscarla y poner manos a la obra…