Para detectar ‘bolitas’ del tamaño de un grano de azúcar

Hace unas semanas publiqué un texto sobre el guante Sensi Femme, que durante la autoexploración permite detectar tumores del tamaño de un grano de azúcar, y recibí algunos mensajes solicitando más información al respecto. Así que aquí confío en que responderé las dudas o inquietudes que había. 

  • La comercialización del guante en México fue autorizada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que busca apoyar la detección temprana del cáncer de mama mediante la autoexploración. En México, 77 % de las mujeres son diagnosticadas en etapas avanzadas de la enfermedad, lo que propicia muertes prematuras.
  • Julio Sánchez, comisionado de Fomento Sanitario de la Cofepris, dijo que se otorgó el registro al guante Sensi femme, tras estudios de evaluación, seguridad y eficacia.
  • El guante está elaborado con poliuretano y lubricantes de aceites minerales, que aumentan la sensibilidad de cualquier bulto, aunque sea del tamaño de la cabeza de un alfiler o de un grano de azúcar.
  • Su uso permitirá hacer un autodiagnóstico efectivo y sencillo en la privacidad del hogar y, con base en él, las personas podrás acudir con especialistas que determinarán si lo detectado es positivo a malignidad o no.
  • Sánchez dijo que las autoridades sanitarias analizan incluir el guante dentro del cuadro básico de los servicios de salud del IMSS, el ISSSTE y del Seguro Popular.
  • Antonio Pascual Feria, presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México, explicó que esa red de 24 establecimientos comenzó en octubre a vender el guante en 500 pesos.
  • El guante es reutilizable; tiene una duración de cuatro años, aguanta temperaturas de 5 a 100 grados centígrados, una presión aproximada de 40 kilos y se recomienda usarlo de manera mensual.

Y bueno, aquí les dejo un video para que empiecen a familiarizarse con el uso del guante. Me parece que, si es tan efectivo como dicen, la inversión de 500 pesos para adquirirlo vale la pena. Se trata de la salud y es una muestra de amor hacia nosotr@s mism@s.

En el IMSS disminuyen las muertes por cáncer de mama

Sin duda, una excelente noticia.
Durante este sexenio (de 2006 a 2012) hubo una reducción del 8% en las muertes por cáncer de mama porque se duplicó la capacidad para detectarlo con oportunidad, a través de estudios mastográficos, informó Daniel Karam, director general del IMSS, el martes pasado. Sin embargo, no ofreció cifras precisas. 
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) diariamente atiende a miles de pacientes. En sus unidades de primer nivel pueden iniciarse acciones que permitan hacer una detección temprana de la enfermedad que, después, será atendida en sitios como el Centro Médico Nacional Siglo XXI y hospitales regionales.
Actualmente el IMSS promueve la práctica de mastografías cada dos años, en mujeres de 50 a 69 años de edad, para detectar anormalidades no palpables, es decir, tumoraciones menores a los 0.5 milímetros.
Aunque también incluye al grupo de mujeres entre 40 y 49 años de edad con factores de riesgo:

  • Antecedente hereditario de familiares con cáncer de mama
  • Vida menstrual de más de 40 años (menarca antes de los 12 años y menopausia después de los 52 años)
  • Que haya tomado terapia hormonal en la peri o postmenopausia por más de cinco años

El IMSS decidió lo anterior tras la modificación a la Norma Oficial Mexicana 2011, según explicó en un comunicado emitido en ocasión del Día Mundial de la Concientización sobre el Cáncer de Mama.

De la responsabilidad de informar sobre el cáncer de mama

A lo largo de mis años como periodista (casi 30) he estado consciente de la gran responsabilidad que tenemos al informar. Hoy, esa responsabilidad la siento duplicada al tratar un tema como el cáncer de mama porque, además de periodista, soy sobreviviente de la enfermedad… y sé por experiencia propia lo que es enfrentarse a la mala información, al lenguaje equivocado, a la falta de precisión, a la ausencia de rigor periodístico… a la desinformación, para decirlo rápido.
Esta tarde todo ello “me brincó” al leer un encabezado que decía Teléfono inteligente detecta cáncer de mama. En verdad, sentí como si algo me jalara por la cabeza y no podía dar crédito a la falta de responsabilidad de quien editó esa página, cuyo nombre omito porque -sé que estarás de acuerdo- no debemos darle más clics a ese error.
Después de escribir un comentario a la página que publicó tal falsedad, dediqué unos momentos a la reflexión y, ya en mi centro, te comparto la experiencia que me lleva a pedirte que seas cuidados@ contigo y no des entrada a todos los mensajes que lees o que recibes; busca siempre que provengan de una fuente confiable, con credibilidad, antes de hacerlos propios.
En verdad, como periodista “siento pena ajena” de ver lo fácil que es tirar a la basura el trabajo de dos empresas (Roche y BlackBerry) que sumaron esfuerzos para desarrollar una app que es funcional, útil e interesante para las mujeres, ya que les recuerda la importancia de la autoexploración mensual y “les avisa” cuando es el momento.
Y es que hacia allá es hacia donde deben enfocarse nuestros esfuerzos; más que adquirir productos y  vestirnos de rosa, el reto está en, como mujeres, autoexplorarnos cada mes e impulsar esa práctica entre todas las mujeres que son importantes en nuestras vidas… y también entre los hombres, para que hagan conciencia de que, aunque el porcentaje es mínimo, el cáncer de mama es una enfermedad que también pueden desarrollar ellos.
La autoexploración es un primer paso para una detección temprana de la enfermedad. Si logramos esto, estaremos apoyando a evitar que aumente el número de mujeres que muere cada año a causa del cáncer de mama.
Así que, por favor, queridos colegas seamos rigurosos al reportear, redactar, editar sobre cualquier tema, más si como en este caso va en juego la vida de cientos de mujeres.
Aquí les dejo el video de las dos firmas que promueven la autoexploración. Si tienes BlackBerry, usa la app.

122 millones de lazos rosas: todo un récord para la historia

La British Broadcasting Corporation (Corporación Británica de Radiodifusión), más conocida como la BBC de Londres, es sinónimo de contenidos informativos de excelencia. Como muestra, este video que habla de cómo los monumentos históricos en diversos países se visten de rosa para llamar la atención hacia la detección temprana del cáncer de mama.
Además, sorprende escuchar que en 20 años se han repartido 122 millones de lazos rosas para promover la concientización hacia la enfermedad. Quien lo dice es nada menos que la hermosa modelo Liz Hurley, vocera de la firma Estée Lauder que es pionera en este tipo de campañas. En México, en este octubre rosa la empresa sumó esfuerzos a Grupo Expansión y Aeroméxico para la campaña 2012.

¿Detección anticipada? Sí… ¡hasta 20 años antes!

Detección temprana. Esas dos palabras encierran una gran diferencia en los resultados que tendrá cualquier tratamiento, más si hablamos de cáncer de mama. Por ello, científicos en todo el mundo buscan desarrollar distintas pruebas o mecanismos que permitan tener un diagnóstico más que oportuno: ¡con 20 años de anticipación
¿Cómo lo lograrían? Con un análisis de sangre que permitiría saber si una mujer tiene riesgo de desarrollar la enfermedad dos décadas antes de que se manifieste.
Al menos, eso es lo que indican resultados de una investigación que realizan científicos del Hospital Brigham y de Mujeres en Boston, así como de la Escuela Médica de Harvard, Estados Unidos. Ellos percibieron que las mujeres posmenopáusicas con altos niveles de ciertas hormonas tenían dos veces más riesgo de desarrollar cáncer de mama, y esos niveles hormonales pueden detectarse hasta 20 años antes.
El estudio se suma a otros más que buscan tener una prueba clínica, similar a la del antígeno prostático, que permita detectar la formación de células malignas.
De acuerdo con la investigación, las mujeres que estarían en riesgo de desarrollar cáncer de mama son aquellas que tienen altos niveles de estradiol, una hormona sexual femenina, de testosterona y una hormona secretada por las glándulas suprarrenales, la dehidroepiandrosterona (DHEA).
La nueva prueba se usará junto con otros factores de riesgo, como el historial familiar, para que estas mujeres tengan mejores probabilidades de recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados para detectar la enfermedad en sus etapas más prematuras.
Para llegar a esa conclusión, el doctor Xuehong Zhang y su equipo analizaron los datos clínicos de alrededor de 800 mujeres que habían sido diagnosticadas con cáncer de mama entre 1989 y 2002; ellas habían participado en el Estudio de Salud de Enfermeras, un sondeo que se lleva a cabo desde hace varias décadas. Todas habían pasado ya la menopausia cuando el estudio comenzó en 1989 y ninguna había recibido terapia hormonal.
Los investigadores sometieron a las participantes a dos pruebas de sangre hormonales: una al inicio del estudio y otra al final, dos décadas después. También llevaron a cabo análisis de sangre en otras 1,600 pacientes del mismo estudio que no habían desarrollado cáncer de mama.
Posteriormente compararon los resultados de ambos grupos de participantes. Los resultados mostraron que las mujeres con los niveles más altos de las tres hormonas: estradiol, testosterona y DHEAS, tuvieron entre 50 y 107 % más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que aquellas con los niveles más bajos. También se vio que las mujeres con los niveles hormonales más altos desarrollaron la forma más agresiva de la enfermedad, con recurrencia o muerte.
Al investigar si estos niveles altos de hormonas estaban vinculados a formas específicas de cáncer de mama, encontraron que sí.

Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema.

Lo que Facebook me dejó en esta fecha conmemorativa…

Galería

Esta galería contiene 11 fotos

Mensajes e imágenes. Las palabras, muchas, escritas de corazón aunque con algo de desconocimiento. Me ocupa porque de pronto son mensajes que se vuelven virales y, al parecer, no hay responsabilidad en el contenido que se emite. Mucho tenemos que … Sigue leyendo

¿Qué campaña capta mejor la atención de mujeres y hombres?

Hace algunos años, en 2007, la Asociación Española contra el Cáncer (aecc) impulsó esta campaña para llamar la atención hacia la autoexploración y la detección temprana del cáncer de mama.
Recupero la imagen porque me parece muy diferente a las campañas rosas que hoy nos inundan para hacer conciencia de la enfermedad.
¿Qué campaña te parece que capta mejor la atención de mujeres y hombres? ¿Esta o la rosa? ¿Cómo debería ser la información para obtener los resultados que se buscan?

Las mujeres rurales ignoran acerca del cáncer de mama

Crear conciencia de la importancia de la autoexploración y la detección temprana del cáncer de mama es una tarea que, a veces, se antoja complicada en las grandes urbes, donde la vida parece correr tan de prisa que hasta olvidamos lo verdaderamente importante, ¿verdad?
Pero, se imaginan ¿qué es lo que ocurre con las mujeres que habitan poblaciones rurales, comunidades indígenas, zonas de difícil acceso? La respuesta es devastadora:
Sólo entre 20 y 30 por ciento de las mujeres que habitan las zonas rurales en Altamira, Tamaulipas, tiene acceso a información sobre cáncer de mama y, si son mayores de 40 años, se practican estudios de mastografía. Según el jefe de la Jurisdicción Sanitaria 12 en ese estado, Sergio Eduardo Uriegas Camargo, ello se debe a la dispersión de la población y a las carencias técnicas que tienen.
“Reconocemos que hay limitantes, no en la jurisdicción, sino en todo el sistema de salud, porque llevar el aparato de mastografía es muy difícil, por ejemplo, a ejidos o poblados lejanos, pero se está haciendo todo lo humanamente necesario”, dijo Uriegas  Camargo, quien es responsable de los servicios en los municipios de Altamira, Aldama y González, en su mayoría de población rural.
No obstante, acepta, el principal factor es la desinformación, porque las mujeres no tienen el hábito de la autoexploración mensual. “Si así fuera, podríamos lograr reducir los casos y las muertes”.

¿Quién tira la primera chuza contra el cáncer de mama?

Las campañas para reunir fondos que permitan contar con mejores equipos y herramientas para una detección oportuna del cáncer de mama están a la orden del día. Octubre es el mes ligado a ello, aunque siento que sería deseable que el apoyo y las campañas siguieran a lo largo del año. La concientización es una tarea de cada día. Ojalá muchos se sumen y aporten… ojalá todos los recursos lleguen a buen fin.
Y aquí hay una campaña a la que con gusto me sumaré, aunque hace mucho tiempo que no juego boliche: #chuzascontraelcancer  
Bolerama Coyoacán convoca a jugar boliche los sábados y domingos de octubre y se compromete a donar el 25 % de cada cuenta a la Fundación del Cáncer de Mama (Fucam).
¿Quién de los muchos bolichistas con los que formé equipo en los torneos que organizaba la empresa para la que laborábamos estará disponible el próximo fin de semana? Tenemos tiempo para organizarnos. ¿Quién se anota? ¿Quién tira la primera chuza?

¿El cáncer de mama es prevenible?

A lo largo de años he escuchado, leído, visto campañas en las que se invita a las mujeres a “prevenir” el cáncer de mama, a incorporar a su vida la autoexploración y acudir al médico cada año como una medida de “prevención”, pero ¿qué creen? Hace un año, apenas horas después de la mastectomía que me practicaron, entendí algo que confirmé meses más tarde: el cáncer de mama no es prevenible, y decir lo contrario podría entrar en la categoría de mitos.
Sé que el concepto resulta difícil de asimilar así “de bote pronto”; al menos se requiere de un tiempo para reflexionarlo, pero una vez que lo haces te das cuenta de que es cierto y, además, tiene lógica. Ahora te comparto por qué. 
Empecemos con el principio. ¿Qué significa prevenible que, junto con prevención, viene de prevenir?
Bueno, el diccionario de la Real Academia de la Lengua lo explica y muy bien:
prevenible.
1. adj. Que se puede prevenir (‖ evitar). Patologías, enfermedades prevenibles.
prevenir. (Del lat. praevenīre).
1. tr. Preparar, aparejar y disponer con anticipación lo necesario para un fin.
2. tr. Prever, ver, conocer de antemano o con anticipación un daño o perjuicio.
3. tr. Precaver, evitar, estorbar o impedir algo.

Y ya no le sigo porque tiene muchas más acepciones.
El tema aquí es que el cáncer de mama no es prevenible, no es evitable, al menos en términos médicos, científicos, que es a lo que hoy haré referencia.
Hasta ahora la Ciencia no ha establecido por qué algunas mujer sí lo desarrollarán (desarrollaremos) y otras no. Sí, por supuesto, saben que hay factores de riesgo que aumentan o reducen las posibilidades de generarlo, y que hay prácticas como la autoexploración mensual, la visita al especialista y el realizarse una mamografía a partir de los 40 años, o cuando lo establezca el médico, contribuyen a una detección temprana y con mejores expectativas de cura.
También, es un hecho que lo que sí está en nuestras manos, literalmente, es reducir o eliminar esos factores de riesgo; al menos los controlables (como hacer ejercicio, mantener un peso adecuado, alimentarnos sanamente), porque hay un par que resulta fuera de control: ser mujer y envejecer.
Pero, con toda honestidad, debo decirte que habrá quienes cumplan al pie de la letra con todas las recomendaciones médicas y aún así lo generarán. Nada garantiza aún que el cáncer de mama sea cien por ciento evitable.
La buena noticia, porque sí hay buenas noticias en este tema, es que si se cumplen las observaciones médicas y se reducen los factores de riesgo, si aparece la enfermedad habrá una detección oportuna y mayores expectativas de cura.
Entonces, desde mi punto de vista, sería muy conveniente informarnos en la verdad y pedir a los médicos a los que acudimos, a las autoridades y a las organizaciones que apoyan a las mujeres con cáncer de mama que cambien el discurso. Así, crearán, crearemos, una gran diferencia porque empezaremos a hablar de detección temprana en vez de prevención… y disminuirán las “sorpresas”, como la que yo me llevé hace poco más de un año.