Una clínica móvil ‘rompe’ con creencias culturales

Esta noticia es positiva y resulta un balance: así como de pronto tenemos informaciones que causan horror, también hay otras que dan gusto, como esta de la Ribera Occidental del Jordán, donde -aun en medio de la ofensiva militar entre israelíes y palestinos- médicos crearon una clínica móvil para atender a las mujeres y, en su caso, lograr diagnósticos tempranos de cáncer de mama.
Sí, sé que en México y en otros países de América Latina hay vehículos que se trasladan entre comunidades apartadas para ofrecer consultas y mastografías, pero esta es una unidad única en su clase: fue equipada por el hospital Augusta Victoria de Jerusalén oriental para funcionar estacionada en zonas aisladas durante meses y es operada solo por mujeres: una médica, una enfermera y una técnica en mastografías.
Y debemos recordar que el área en la que se ubica, además de desértica, enfrenta bombardeos constantes y el conservadurismo extremo del Islam que, más frecuentemente de lo deseable, impide a las mujeres acudir libremente al médico. Aun así, esta clínica móvil ofrece un promedio de 35 consultas al día.
“Al principio, las mujeres tienen miedo, pero luego se sienten cómodas y prometen volver”, explica Issa, una enfermera, mientras examinaba los resultados de una paciente. “Necesitamos una atención de mejor calidad aquí. Necesitamos una mayor toma de conciencia, y este programa mejora la conciencia”.
En 2010, investigadores de la israelí Universidad de Haifa encuestaron a 400 mujeres de entre 30 y 65 años en la Ribera Occidental del Jordán, para conocer la frecuencia con la que se realizaban exámenes y mastografías, así como el nivel general de los servicios ofrecidos por la Autoridad Nacional Palestina (ANP). El estudio concluyó que más de 70 % de las palestinas nunca se habían sometido a una mastografía o a exámenes clínicos. Los principales obstáculos que afrontaban estaban relacionados con sus propias creencias religiosas, su educación, sus niveles de ingresos o el lugar donde habitaban (la ciudad o el campo). “Se deben crear programas educativos para mejorar el entendimiento sobre la importancia de la detección temprana y del conocimiento de pautas (para afrontar la enfermedad), así como crear conciencia y reducir las barreras culturales y sociales”, recomendó el informe.
Según la investigación, hay cuatro centros permanentes para mastografías en Cisjordania. Los estudios son gratis para aquellas palestinas que cuentan con seguro médico, y el costo es de entre cinco y 30 dólares para las que no tienen uno, y que representan alrededor de 20 % de la población, según la agencia IPS.

Una imagen que revela mucho del drama del cáncer de mama

Sí, lo sé. La imagen que acompaña este texto es muy fuerte, pero también es muy real… tan real como puedo dar fe y asegurar que es la imagen fiel, sin photoshop, sin maquillaje, que refleja los primeros días, las primeras semanas, tras una mastectomía.
Llegué a ella por “casualidad”; la encontré en el blog Breast Cancer? But Doctor … I hate pink!, que escribe Ann Silberman, una sobreviviente -y aún combativa paciente- que vive en Sacramento, California.
Al igual que Silberman, otras sobrevivientes cuestionan seriamente la “imagen rosa” con que pareciera enmascararse la enfermedad y todo lo que conlleva. Algunas de ellas fueron entrevistadas para la historia de CNNMéxico titulada La lucha contra el cáncer de mama debería ir más allá de un listón rosa.
Estoy segura de que la dramática imagen argumenta, mucho mejor de lo que yo podría hacerlo, el deseo de estas mujeres de que todos, absolutamente todos, comprendiéramos que hacer conciencia de lo que significa el cáncer de mama va mucho más allá de lucir un lazo rosa en la solapa durante todo un mes, adornar aparadores, iluminar monumentos arquitectónicos…
Comprender lo dramático que es una mastectomía -una mutilación que busca un bien mayor como es preservar la vida, pero al fin y al cabo una mutilación-, cómo se ve y, quizás, adivinar cómo se siente, tal vez nos lleve a ser conscientes de nuestro cuerpo, de entender que amarnos es reducir o eliminar los factores de riesgo que son controlables, de asumir con disciplina espartana la práctica mensual de la autoexploración, y la visita anual con especialistas en cáncer de mama. Sólo así estaremos en camino de lograr diagnósticos tempranos de la enfermedad, que eviten las mastectomías y, sobre todo, disminuyan el número de mujeres que mueren a causa de ella.
De corazón, te ofrezco una disculpa por sacudirte en tu espacio con esta imagen. Mi compromiso contigo es no hacerlo con frecuencia… sólo cuando sea pertinente o necesario para entender que sí, que la conciencia y la responsabilidad sobre el cáncer de mama es mucho, mucho más que pintar el mundo de rosa.

Cuando los números del cáncer de mama significan vida

Cincuenta y tres años. Para muchos quizá pueda resultar una “buena edad”; otros la verán como “ya cercana a la vejez”; sin embargo, la mayoría sabemos que es un excelente momento en la vida, una etapa de plenitud, para cosechar lo sembrado… pero 53 años también es el  promedio de edad que tiene la mujer mexicana  cuando se le detecta cáncer de mama… y si el diagnóstico es tardío, será también el promedio de edad con el que concluirá su vida. 
De ahí la importancia que la mastografía tiene para las mujeres mayores de 40 años, quienes -según el médico que las trate- deberán hacerse un estudio anual haya o no haya indicios de enfermedad.
En mujeres con antecedentes familiares de cáncer, la recomendación es realizar la mastografía a partir de los 35 años.
Efraín Salas González, director de Oncología del Centro Médico de Occidente del IMSS, pone énfasis en la relevancia de contar con un diagnóstico oportuno: 95% de las mujeres detectadas a tiempo salvarán la vida.
Según las estadísticas, en México cada año se detectan alrededor de 13,600 casos de cáncer de mama; de esos, 1,300 ocurren en el estado de Jalisco, donde existe un buen resultado de detección temprana, según una entrevista de Salas González con medios locales.

Para entender las etapas de diagnóstico en Jalisco

  • 40% de los casos están en etapa 2,  y puede sanar hasta 95% de las pacientes
  • 40% de los casos están en etapa 3, y puede sanar hasta 80% de las pacientes
  • 20% de los casos llegan en etapa 4, y ya no es curable

“En etapa 4 tenemos la posibilidad de controlar el cáncer en un periodo de cinco años entre 15 y 20%”, dice Salas González. “Lo que quisiéramos ver son más casos en etapa 1, pero esos son escasos todavía”.

¿Cuánto tardarías en acudir al médico si te palpas una ‘bolita’?

Confío en que no mucho…
Según un estudio, el 30% de las mujeres tarda más de tres meses en visitar a su médico tras sentirse una “bolita” o “bultito”, y ese retraso si confirma un diagnóstico de cáncer de mama se traduce en “un peor pronóstico, pues suele tratarse de tumores de más de tres centímetros” frente al 0.5 centímetro que en promedio tienen cuando son detectados de manera temprana. 
En el estudio, que tardó dos años, participaron 330 pacientes que tuvieron una cirugía en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, en Castilla-La Mancha, España, también se midieron los tiempos de respuesta dados a cada caso. Esto, en mi experiencia, es muy importante porque si lo traducimos a la realidad en México, puedo afirmar -sin duda- que no es lo mismo la respuesta que tienes en una institución pública a la que recibes en un hospital privado. Y ese tiempo de espera, que pueden ser semanas o meses, se traduce también en un mayor riesgo para la paciente.
Más aún, Ricardo Pardo, autor del estudio Retraso diagnóstico en el cáncer de mama y coordinador de la Unidad de Mama del hospital, también se refirió a la conveniencia de reducir tiempos porque con ello disminuye “la ansiedad de la mujer desde el momento que se le diagnostica el cáncer hasta la operación”.
Las conclusiones del estudio, dadas a conocer en el marco del XI Encuentro de Cáncer de Mama y Ginecológico, también insisten en que ante un diagnóstico de cáncer de mama, los servicios médicos deben actuar con premura para lograr que la mujer entre a cirugía o inicie el tratamiento a la brevedad posible.
Otro punto fundamental del estudio, y es el que nos compete porque es una responsabilidad personal, destaca la falta de educación entre gran parte de la población femenina, que de entrada muestra desconocimiento en la autoexploración y su práctica, pero que también se traduce en miedo: a ocultar la enfermedad, a confirmar un diagnóstico, y por eso erróneamente se piensa que si no se acude con el especialista es porque “todo está bien”.
Esa responsabilidad es mía, es tuya, es de cada mujer… Así que ¿cuánto tardarías en acudir al médico si te palpas una “bolita”?

Con la crisis, ¿habrá menos mamografías en España?

La crisis económica ha afectado todo en España. Ahora, según una integrante del Complejo Asistencial de Salamanca, los recortes pueden alcanzar hasta los programas de salud que impulsan la mamografía como una herramienta fundamental para detectar el cáncer de mama en sus primeras etapas.
Amalia Gómez, oncóloga que se dirigió a un auditorio de 700 mujeres sobrevivientes de cáncer de mama, dijo que esos recortes representarían un peligro para las mujeres españolas porque “parte del éxito de la supervivencia y de la curación está en el diagnóstico precoz“.
Citada por la agencia española de noticias, EFE, en un despacho noticioso reproducido por medios internacionales, Gómez  recordó que el cáncer de mama “sigue siendo el tumor más frecuente en las mujeres, con una incidencia global de entre el 20 y 22 % sobre el total de cánceres”.
No obstante, dijo que la supervivencia a partir de los cinco años de tratamiento de la enfermedad se sitúa “entre un 80 y un 82 % en los últimos quince años”. Esto, gracias a la autoexploración y a los estudios mamográficos que han permitido que “se hayan detectado muchos tumores en fase precoz y son los que mejor han evolucionado”.

Fuente: ABC.es

Octubre, ‘mes nacional contra el cáncer de mama’ en EU

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, suscribió este lunes en Washington, D.C. una proclama que declara a este octubre como el Mes Nacional de Concientización sobre el cáncer de mama, pero el alcance del apoyo de su gobierno llegará hasta el 2014.
A partir de esa fecha, dijo Obama, la administración federal se asegurará de que a ningún estadounidense le nieguen la contratación de un seguro médico debido a una condición preexistente, incluido el cáncer de mama.
“Mi gobierno mantiene su compromiso de garantizar el acceso a una atención sanitaria de calidad, que incluye los servicios de prevención para las mujeres. Gracias a la Ley de Asistencia Asequible muchos planes de salud están obligados a cubrir las mamografías y otras pruebas de detección de cáncer sin copagos o deducibles”, afirmó.
En su exposición de motivos, Obama destacó que pese a los avances en la lucha contra “esa enfermedad devastadora”, más de 200,000 mujeres serán diagnosticadas este año con cáncer de mama, y decenas de miles podrían morir.
Pidió el apoyo de ciudadanos y organizaciones civiles para sumarse a las tareas que permitan un mayor conocimiento del cáncer de mama. Además de que, para honrar a quienes han muerto por su causa, “nos comprometemos a educarnos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos sobre esta trágica enfermedad”.
Aunque las causas exactas del cáncer de mama son desconocidas, destacó, la comprensión de sus factores de riesgo es fundamental para lograr mejores tratamientos. Citó entre ellos:

  • Las mujeres de edad y las que tienen antecedentes personales o familiares de cáncer de mama son quienes tienen el mayor riesgo de desarrollarlo
  • La detección temprana es clave en la lucha
  • Las mamografías pueden ayudar a un diagnóstico temprano del cáncer de mama

Obama dijo que animaba a las mujeres y a los hombres a hablar con especialistas sobre el tema y a visitar la página www.Cancer.gov para aprender más acerca de los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

Que ‘ruede’ la información

El Pyro, en versión rosa, será el balón con el que la Liga MX del futbol mexicano se sume desde este sábado a las campañas de información sobre el cáncer de mama.
La intención de la campaña, vigente las próximas cinco jornadas, es que el mensaje de la autoexploración como una herramienta de detección temprana de la enfermedad llegue a 24 millones de televidentes cada jornada y a 200,000 aficionados en cada uno de los estadios.

“Si multiplicamos por cinco lo que hoy nos convoca, quiere decir que más de un millón de mexicanos habrán visto el balón rosa y habrán entendido el mensaje de la sociedad, equipos y gobiernos estatales; nos habrán visto 123 millones de personas en la televisión”, aseguró Decio de Maria, presidente de la Liga durante la presentación de la campaña Balón Rosa en la prevención del cáncer de mama: Siéntete y autoexplórate.
Al acto, efectuado el viernes en el estadio La Corregidora de Querétaro, acudió el secretario federal de Salud, Salomón Chertorivski, quien dijo que cada año en el mundo mueren 600,000 pacientes de cáncer de mama.

“Cada dos horas, aproximadamente, fallece una mexicana a causa de cáncer de mama. Hoy el tumor de mama es el que más mujeres se lleva en nuestro país y lo tenemos que detectar a tiempo. Más de 5,000 mujeres cada año padecen un cáncer de mama en nuestro país”.

El funcionario insistió en la necesidad de tener diagnósticos tempranos. Siete de cada 10 mujeres, de las más de 40,000 que ha cubierto el Seguro Popular, “han llegado en etapas tardías, lo que hace más difícil de lograr la sobrevida”.