ASBIS logra reunir a miles de participantes entusiastas

Alrededor de 5,000 se reunieron el pasado domingo en el municipio de Nezahualcóyotl con un propósito: deseaban formar un inmenso lazo rosa humano y romper el Récord Guiness a convocatoria de la Asociación de Salud y Bienestar Social de la mujer y su familia (ASBIS). 
La cita fue en el Deportivo Bicentenario Ciudad Jardín y, aunque hubo gran entusiasmo, no fue posible acercarse a la meta del Guiness, que requería la reunión de al menos 6,900 personas para establecer un nuevo récord relacionado con el cáncer de mama.
“Eso no era lo importante, sino conjuntar un grupo de gente para hacer conciencia de que tenemos que hacer algo contra el cáncer de mama”, dijo Verónica Rocha Rodríguez, directora general de ASBIS, asociación que realiza una importante labor en pro de las comunidades mazahuas del Estado de México.
Los participantes acudieron de Neza, Chimalhuacán, Ecatepec, San José del Rincón, Chalco, Toluca y el Distrito Federal.
Además, ese mismo día realizaron una carrera de 5 kilómetros y una clase masiva de zumba; en ambas actividades fue evidente el entusiasmo de los participantes.

Una imagen que revela mucho del drama del cáncer de mama

Sí, lo sé. La imagen que acompaña este texto es muy fuerte, pero también es muy real… tan real como puedo dar fe y asegurar que es la imagen fiel, sin photoshop, sin maquillaje, que refleja los primeros días, las primeras semanas, tras una mastectomía.
Llegué a ella por “casualidad”; la encontré en el blog Breast Cancer? But Doctor … I hate pink!, que escribe Ann Silberman, una sobreviviente -y aún combativa paciente- que vive en Sacramento, California.
Al igual que Silberman, otras sobrevivientes cuestionan seriamente la “imagen rosa” con que pareciera enmascararse la enfermedad y todo lo que conlleva. Algunas de ellas fueron entrevistadas para la historia de CNNMéxico titulada La lucha contra el cáncer de mama debería ir más allá de un listón rosa.
Estoy segura de que la dramática imagen argumenta, mucho mejor de lo que yo podría hacerlo, el deseo de estas mujeres de que todos, absolutamente todos, comprendiéramos que hacer conciencia de lo que significa el cáncer de mama va mucho más allá de lucir un lazo rosa en la solapa durante todo un mes, adornar aparadores, iluminar monumentos arquitectónicos…
Comprender lo dramático que es una mastectomía -una mutilación que busca un bien mayor como es preservar la vida, pero al fin y al cabo una mutilación-, cómo se ve y, quizás, adivinar cómo se siente, tal vez nos lleve a ser conscientes de nuestro cuerpo, de entender que amarnos es reducir o eliminar los factores de riesgo que son controlables, de asumir con disciplina espartana la práctica mensual de la autoexploración, y la visita anual con especialistas en cáncer de mama. Sólo así estaremos en camino de lograr diagnósticos tempranos de la enfermedad, que eviten las mastectomías y, sobre todo, disminuyan el número de mujeres que mueren a causa de ella.
De corazón, te ofrezco una disculpa por sacudirte en tu espacio con esta imagen. Mi compromiso contigo es no hacerlo con frecuencia… sólo cuando sea pertinente o necesario para entender que sí, que la conciencia y la responsabilidad sobre el cáncer de mama es mucho, mucho más que pintar el mundo de rosa.

México quiere el récord por el lazo rosa humano más grande

Y en una semana sabremos si lo consiguió.
Para ello están previstas, con un día de diferencia, dos convocatorias distintas; ambas buscan obtener el Récord Guiness por el lazo rosa más grande del mundo.
Hace casi un mes, el 29 de septiembre, Argentina se comprometió a batir el Récord Guinness de 6,847 personas impuesto en India en abril de 2012, en el marco de una campaña contra el VIH. Se trataba de difundir la toma de conciencia sobre el cáncer de mama, dijeron entonces los organizadores en Buenos Aires. La empresa que maneja los récords aún no ha publicado si lo logró o no.
Pero la Asociación de Salud y Bienestar Social de la mujer y su familia (ASBIS), que opera en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, ha convocado a reunir al menos a 6,900 personas para romper el Récord Guiness este domingo 28 de octubre, a partir de las 9:00 horas. La cita es en el Deportivo Bicentenario Ciudad Jardín, ahí en Neza.

Además, la Universidad Autónoma de Nuevo León, en coordinación con fundaciones u organizaciones como Cruz Rosa, cim*ab, Unidas Contigo, Supera y Desafío Noroeste, ha convocado a tod@s l@s regi@s -y también a los habitantes de los municipios conurbados y estados vecinos- a romper el récord en el estadio Gaspar Mass.
La cita será el lunes 29 de octubre a las 15:00 horas (locales) y se ha pedido a los participantes que asistan con jeans y playera blanca, además de zapatos cómodos y sin tacón.
¿Cuántas personas atenderán la convocatoria?

Todos quieren su lazo rosa gigante

Al parecer, en México hay un gusto especial por la creación de lazos gigantes. Apenas el pasado 9 de mayo, el estado de Chihuahua, en México, anunció que era poseedor del Récord Mundial por el lazo rosa humano más grande, tras reunir a más de 4,800 personas la Plaza Mayor.
Medios locales reportaron que a esa convocatoria asistieron personas de 12 diferentes municipios de Chihuahua con la finalidad de lograr el Récord Guiness y manifestarse a favor de la lucha contra el cáncer de mama.
Un par de años antes, en 2010, en Los Cabos se realizó una convocatoria para formar el lazo humano más grande de México. Para esa actividad, reunieron a 3,500

personas, a quienes se les pidió vestir ropa en colores claros. Ahí se se les entregó una playera rosa para que el lazo fuese del mismo tono.
El lazo rosa se formó en una de las playas de Los Cabos la mañana del 5 de diciembre. El propósito, según la convocatoria, era informar y crear conciencia sobre la enfermedad.

122 millones de lazos rosas: todo un récord para la historia

La British Broadcasting Corporation (Corporación Británica de Radiodifusión), más conocida como la BBC de Londres, es sinónimo de contenidos informativos de excelencia. Como muestra, este video que habla de cómo los monumentos históricos en diversos países se visten de rosa para llamar la atención hacia la detección temprana del cáncer de mama.
Además, sorprende escuchar que en 20 años se han repartido 122 millones de lazos rosas para promover la concientización hacia la enfermedad. Quien lo dice es nada menos que la hermosa modelo Liz Hurley, vocera de la firma Estée Lauder que es pionera en este tipo de campañas. En México, en este octubre rosa la empresa sumó esfuerzos a Grupo Expansión y Aeroméxico para la campaña 2012.

Creando conciencia en el mágico desierto de Marruecos

Pasó la vorágine rosa del 19 de octubre y las imágenes siguen llegando. Apenas me dispuse a revisar material, mi amiga Frida llamó mi atención con esta hermosa imagen de la agencia francesa de prensa (AFP), publicada por Milenio diario bajo el título: La postal del día.
“En distintas partes del planeta, se realizaron movimientos, eventos y actividades para mostrar su apoyo a la lucha contra el cáncer de mama.
“En Marruecos se realizó un gran moño rosa en el desierto”, precisa Milenio.
En verdad, la imagen es espectacular por el contraste que ofrece el rosa sobre esa enorme extensión de arena y, aunque pude editarla, preferí mostrar las dunas y disfrutar con su belleza, ¿coinciden conmigo?

El poder de un ‘me gusta’ suma fondos para The Cure

Por otro año más, Delta Airlines lanza su campaña en apoyo de la Fundación para la  Investigación del Cáncer de Mama (BCRF, por sus siglas en inglés), a la que de 2005 a la fecha ha donado 5 millones de dólares (cerca de 65 millones de pesos). 
Un Boeing 747-400, denominado avión rosa, tras incluir en su diseño el icónico lazo rosa que caracteriza a las campañas de concientización sobre el cáncer de mama, es utilizado en la campaña. Los distintivos fueron colocados en la cola de la nave y en el espacio adyacente a la puerta del embarque, según un comunicado de la aerolínea.
En 2010, el primer vuelo del avión rosa dentro de Estados Unidos tuvo la particularidad de haber incluido a personal y directivos de Delta que sobrevivieron a un tumor en el seno. Y este año, el 20 de septiembre, repitió el vuelo Survivor One entre Atlanta y Nueva York.
Hace dos años, la nave rosa recorrió 2.1 millones de millas, el equivalente a unas 84 vueltas al mundo, para llevar información sobre la enfermedad a destinos internacionales, como España, Italia y Brasil.

La nueva campaña, que sigue a las emprendidas anteriormente utilizando un Boeing 757,  incluye el uso de uniformes en color rosa para todos los tripulantes de cabina y el personal de atención al cliente de la empresa estadounidense.
Como desde entonces, la aerolínea busca hacer equipo con sus clientes y voluntarios. Para ello, diseñó diversas acciones, como aquella en la que mediante “me gusta” a la página de la firma en Facebook se traducirá en un dólar para el fondo que Delta tiene pensado donar este año: 50,000 dólares. Esta sigue a la de 2010, cuando los usuarios de Facebook pudieron crear en la página de la aerolínea su propio stand virtual, donde  vendían limonada rosa para “compartir sus vivencias, honrar a sus seres queridos y hacer donativos para la fundación”.
También ha ideado la compra de menús y bebidas rosas, cuyo costo es donado de manera integra a la causa. Hasta esta fecha, Delta había logrado recaudar 10,500, que es el 21 % de los 50,000 dólares que se fijó como meta.

Si quieres apoyar la campaña, dale clic en: http://bit.ly/ClicksfortheCure

Octubre, el mes rosa: hacia una mayor conciencia

Rosa. Así es octubre: rosa. Por el rosa asociado a la vida, a la lucha de millones de mujeres que en el mundo buscan sobrevivir al cáncer de mama y al activismo de aquellas que desean crear conciencia sobre la importancia de la autoexploración, para lograr una detección temprana de la enfermedad.
Rosa, el color que tradicionalmente ha sido asociado a la mujer, hoy en día adquiere una nueva connotación, muy alejada de las “historias rosas” con que muchas crecimos. Hoy, el rosa está vinculado a esfuerzos multisectoriales para evitar que aumente la estadística: una de cada ocho mujeres en el mundo desarrollará cáncer de mama.
Pero ¿de dónde salió el ahora famoso lazo rosa? Es el símbolo internacional adoptado por personas, organizaciones y empresas comprometidas en crear conciencia sobre la enfermedad y, aunque muchos lo usan o portan en sus solapas, sólo Pink Ribbon International tiene los derechos sobre él.
Los primeros lazos rosas asociados al cáncer de mama fueron distribuido por la fundación Susan G. Komen Breast Cancer en 1990 y 1991. Sin embargo, quienes lo recibieron no le dieron la importancia que se requería para convertirlo en parte de una identidad mundial.
Un año más tarde, Alexandra Penney, editora de Self, una revista especializada en salud para mujeres, trabajó la segunda edición anual de Concientización sobre el Cáncer de Mama, y empezó una sociedad con Evelyn Lauder, exvicepresidenta general de Estée Lauder, para distribuir los lazos en los grandes almacenes de todo Estados Unidos. Pero sin definir el color en que se elaborarían los moños.
Paralelamente, Charlotte Hayley, de 68 años y sobreviviente de cáncer de mama, inició una campaña para recaudar fondos y luchar contra esa enfermedad. Para ello utilizó lazos color durazno. Penney y Lauder buscaron sumarla a su campaña, pero Hayley no aceptó por considerarla “demasiado comercial”.
Penney y Lauder optaron seguir solas y decidieron que el rosa sería el color de los lazos con que buscarían concientizar sobre el cáncer de mama.
Veinte años después cada vez es mayor el número de personas que asocian el lazo rosa a la lucha contra el cáncer de mama, cuyo Día Mundial se conmemora justamente en octubre, el 19.

Unidos para ‘enlazar’ al mundo contra el cáncer de mama

Más de 6,000 personas crearon en Buenos Aires, Argentina, el lazo humano más largo de América, para crear conciencia sobre el cáncer de mama y la importancia de la detección temprana.
Una detección oportuna, en las fases iniciales de la enfermedad, permite curarla en un 98 %, según reporta Télam, la agencia de noticias argentina.

En la realización del lazo más largo de América, según los organizadores, participaron 6,114 personas vestidas con camisetas de color rosa, que es con el que se ha caracterizado a las campañas contra el cáncer de mama.
Después de esa actividad, muchos participaron en la carrera de 10 kilómetros que organizó la Fundación Avon en Argentina, así como las que también convoca en otros países del mundo, México, entre ellos. En Buenos Aires contó con el apoyo del Hospital Alemá y Lalcec.
“El mensaje nuestro es que la detección a tiempo salva vidas, cura el cáncer en un 98 por ciento de los casos, por eso es fundamental hacerse los estudios en forma temprana”, dijo Paola Albornoz, integrante la Fundación Avon. “El cáncer de mama provoca la muerte de una de cada 8 mujeres en el mundo”.
Las estadísticas indican que el cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres, y en Argentina se diagnostican entre 15,000 y 18,000 casos por año, una cifra que triplica la que contabiliza la secretaría federal de Salud en México.
El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la mujer occidental y la principal causa de muerte por cáncer en la mujer en Europa, Estados Unidos, Australia y algunos países de América Latina, dijo Télam.