El sueño de erradicar el cáncer de mama cumple ¿20 años?

Quizá para el mundo moderno, con cientos de medios de comunicación que inundan de mensajes -sobre todo durante octubre- y, más recientemente, con la proliferación de las redes sociales, sólo sean dos décadas en las que se han hecho esfuerzos continuos y sistematizados para concientizar sobre el cáncer de mama
Lo cierto es que esta enfermedad se conoce hace miles de años. Ya los egipcios, en el lejano 1,600 antes de Cristo, habían documentado el caso de ocho mujeres con tumores de mama. De ahí para adelante, se conocen diversas referencias históricas y, entonces como hoy, no hay certeza sobre el por qué lo desarrollan (desarrollamos) unas mujeres y otras no.
La buena noticia es que un diagnóstico de cáncer de mama en nuestros días, si se hace de manera oportuna, tiene muy buenos pronósticos de curación. La medicina ha avanzado mucho y lo hará más gracias a las campañas de concientización y racaudación de fondos que van destinados a la investigación y la educación.
Una de esas campañas, hoy institucionalizada, sí inició hace 20 años, cuando Evelyn H. Lauder, una de las dos mujeres que impulsaron el uso del lazo rosa como distintivo de lucha contra la enfermedad, lanzó The Estée Lauder Companies Breast Cancer Awareness Campaign en 1992.
A diferencia de lo que hoy ocurre, en esa época pocos hablaban del cáncer de mama: las mujeres diagnosticadas con la enfermedad estaban paralizadas y aterrorizadas, e incluso, en algunas culturas, eran objeto de marginación. Ahora es un tema cotidiano, del que cada vez hay más información y avances, y al que poco a poco vamos quitándole la pesada carga que lo asocia al miedo.

La ruta metastásica del cáncer de mama apunta al pulmón

Un grupo del Centro de Investigación del Cáncer ha descubierto una nueva vía de señalización que condiciona el crecimiento de tumores de mama y su diseminación metastática hacia el pulmón.
Los investigadores descubrieron seis proteínas que actúan coordinadamente para favorecer el crecimiento del tumor primario y etapas específicas de la diseminación metastática de las células tumorales hacia el pulmón, según un estudio publicado en Science Signalling.
Por este motivo, la eliminación de estas proteínas en células de cáncer de mama disminuye el crecimiento del tumor primario y suprime las metástasis hacia el pulmón, lo que indica que son potenciales dianas terapéuticas.
10digital.com publicó que además, el estudio ha identificado una “huella o firma genética” presente en células de cáncer de mama que permite predecir la evolución de este tipo de tumor en pacientes, posibles recurrencias de la enfermedad y la probabilidad de que se desarrollen metástasis pulmonares durante su evolución.
Los investigadores inactivaron genéticamente en modelos animales el gen que codifica la proteína Vav3, frecuentemente enriquecido en muestras tumorales de cáncer de mama, e hicieron lo mismo con otro muy relacionado, Vav2, para comprobar si tenían papeles relevantes en este tipo de tumor. Los estudios indicaron que Vav2 y Vav3 actuaban coordinadamente en el crecimiento del tumor de mama primario y eran críticos para la formación de metástasis.
El estudio subsecuente de las células que carecían de expresión permitió revelar que estas proteínas son esenciales para la expresión de un vasto programa transcripcional en las células de cáncer de mama.
El siguiente paso consistió en averiguar si esta “firma genética” prometastática podía tener interés desde un punto de vista terapéutico o de diagnóstico clínico. Para el primer objetivo, el equipo seleccionó genes pertenecientes a esa “firma genética” que codifican moléculas con potencial terapéutico, es decir, que pudiesen ser inhibidas por métodos clásicos como fármacos, anticuerpos o microRNAs en esta enfermedad.
En esta fase de la investigación los científicos descubrieron que, además de las proteínas Vav2 y Vav3, existían otras cuatro (Ilk, Inhibina betaA, ciclooxigenasa 2 y Tacstd2) que cuando se inhibían genéticamente disminuían el crecimiento del tumor primario y eliminaban por completo las metástasis del cáncer de mama al pulmón.
Según el estudio, la inhibición de estas seis proteínas, individualmente o de manera combinada, podrían utilizarse en un futuro como dianas terapéuticas.

Importante: Mi sugerencia es que platiques con tu especialista sobre este tema.